Jordi González, en una de sus últimas entrevistas en Televisión, se ha abierto en canal relatando una de las etapas más complicadas de su vida. Y es que, el presentador, estuvo, emocionalmente hablando, muy bajo de ánimo. Incluso se atrevió a afirmar que había pasado por un proceso de grave depresión. Un momento complicado que llegó justo "cuando llevábamos dos semanas de confinamiento". No solo por todo lo que socialmente estábamos viviendo sino porque comenzaron, de forma inesperada, ciertos problemas económicos. Una unión de factores que llegaron de forma rápida y sin margen de reacción.

Jordi González sufrió una crisis inesperada

El presentador catalán, como otros muchos artistas y personalidades públicas, tiene dinero en bolsa. Una forma de rentabilizar sus ahorros. El problema comenzó en cuanto las informaciones referentes al coronavirus llenaron todos los medios de comunicación. Y mucho más cuando el mundo se paralizó y nos quedamos encerrados en casa. Las bolsas se vinieron abajo de forma estrepitosa y Jordi González lo sufrió en carne propia. "Perdí la mitad de mis ahorros", sentenció en su aparición televisiva. Con lo que eso supone tras el esfuerzo realizado a nivel profesional.

Jordi González fue muy estricto consigo mismo

Un enorme varapalo para el presentador de un gran número de realities de nuestro país.

Porque aparte de tener que asumir el miedo provocado por la situación global, tuvo que enfrentarse a una pérdida de económica que tambaleaba su futuro. Un futuro que para todos se tiñó de incertidumbre en aquella época. No sabíamos lo que iba a ocurrir ni cómo íbamos a volver a la normalidad. Jordi González se aferró a ser muy estricto con dos directrices fundamentales.

La primera de ellas, no ver excesiva información. Y la segunda, informarse a partir de las seis de la tarde. Aislarse de la realidad fue la mejor decisión para él. Algo que también nos han recomendado, en los últimos meses, desde diferentes estudios realizados porque un constante bombardeo de informaciones negativas desestabiliza el estado de ánimo.

Para Jordi González el trabajo es un bálsamo

Jordi vuelve a estar en nuestras pantallas gracias al regreso de uno de los realities más prolíficos de nuestro país. Algo que le mantiene feliz y equilibrado ya que lleva mucho tiempo al frente de una parte de dicho proyecto. Eso sí, no se cansa de reiterar que, a pesar de estar agradecido porque no le falta el trabajo, desea descansar. "Me quiero retirar desde hace diez años", aseguró. El presentador, antes de dar por terminada su participación, quiso dejar claro que desde hace un año se encuentra mucho más fuerte, tanto a nivel emocional como personal. Luchando contra sus miedos e identificando sus debilidades para poder enfrentarse a ellas con honestidad.

Dando así un mensaje de optimismo hacia aquellas personas que estén viviendo una situación complicada.