Las tres autopsias practicadas sobre el cuerpo del marido de Raquel Sánchez Silva, una realizada en España y las otras dos en Palermo (Italia), siempre han dado una sola respuesta: el suicidio. Una versión a la que la familia de Mario Biondo, el camarógrafo italiano encontrado ahorcado el 30 de mayo de 2013 en la casa madrileña donde vivía con su esposa Raquel Sánchez Silva, nunca quiso creer.

Mientras se llevan a cabo las nuevas investigaciones ordenadas por el GIP (juez de investigaciones preliminares, en el sistema italiano) en noviembre pasado, se devela un nuevo e intrigante dato: Mario Biondo no habría estado solo en la casa en el momento de su muerte.

Y surgió un elemento en apoyo de la tesis que siempre sostuvo la familia: la del asesinato.

Raquel Sánchez Silva presenta su libro en ‘El Hormiguero’

Raquel Sánchez Silva se enteró de la fuerte noticia cuando estaba regresando al plató de ‘El Hormiguero’ para presentar el último de sus Libros, ‘Dos Mundos’, donde vuelca su experiencia de madre de mellizos y desmitifica muchos aspectos de la relación de este tipo de hermanos, ante el boom de los últimos años de nacimientos de mellizos y gemelos a causa de la fecundación in vitro.

La investigación, ocho años después de los hechos, siempre ha sido contra personas desconocidas y luego de tres autopsias, se solicitó el cierre del caso como “suicidio”.

Pero la familia del esposo de Raquel Sánchez Silva, se opuso férreamente y el GIP dio otros seis meses de plazo para hacer nuevas investigaciones.

Usaron la tarjeta de crédito en una discoteca de Madrid

Según las investigaciones de la defensa, encargadas por los familiares del camarógrafo al Emme Team (un grupo de consultores legales y paralegales italoamericanos, que se ocupan de casos sin resolver), Mario Biondo habría estado en casa en el momento de la muerte y alguien también habría utilizado su tarjeta de crédito en una discoteca de Madrid, no muy lejos de su casa, entre las 2:08 a.m.

y las 2:53 a.m.

Dos teléfonos se activaron y conectaron con el wi-fi de la casa

La familia siempre ha mantenido que Mario Biondo no tenía intención de quitarse la vida, que estaba feliz y satisfecho incluso profesionalmente en ese momento. Recientemente se había casado con la presentadora de Televisión española que, la noche de su muerte, no estaba en casa y estaba en otra ciudad.

Según los consultores, Biondo utilizó Facebook y Twitter para comunicarse con los hermanos y a las 00:48 uno de sus dos dispositivos se conectó al wifi y luego se usó en el apartamento, mientras que el segundo teléfono inteligente fue utilizado alrededor de la casa.

Según los controles técnicos realizados por los consultores, ambos dispositivos volverían a ser utilizados en la casa de Mario Biondo a las 19.00 horas del 30 de mayo cuando la policía estaba presente en la casa.

Emme Team (el equipo de investigadores privados) trabaja ahora para proporcionar al Fiscal General un mapa de los movimientos realizados, entre el 29 y el 30 de mayo de 2013, por los dos dispositivos identificados para conocer sus pasos posteriores.

Para los investigadores y la familia, estas son las pruebas de la existencia de otra persona en el entorno del cámara italiano en el momento de su muerte.

Sigue la página Televisión
Seguir
Sigue la página Parejas
Seguir
Sigue la página Libros
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!