El documental sobre Rocío Carrasco 'Rocío, contar la verdad para seguir hablando', está dando mucho que hablar no solo por su desgarrador testimonio, sino también por haber provocado que nazcan tramas paralelas a las que ella está contando en esta polémica serie documental.

Más allá de lo que dicen los familiares de la hija de Rocío Jurado, la guerra ha estallado en los platós de Televisión, donde presentadores y colaboradores opinan lo que están viendo, posicionándose en un bando o en el otro en este conflicto que ven involucrados la propia Rociito y Antonio David Flores, su exmarido.

Sobre dicho enfrentamiento hay diferentes opiniones y esto ha llegado a dar lugar, en varias ocasiones, a desagradables confrontaciones. El último, por orden cronológico, fue el que han protagonizado ayer Carlota Corredera y Kiko Matamoros desde el plató de 'Sálvame'.

Kiko Matamoros se ha posicionado del lado de Antonio David

En estos últimos días, Kiko Matamoros se ha posicionado del lado de Antonio David Flores, del que fuera su compañero y con el cual ha compartido muchas horas en los platós de televisión. De hecho, esta misma semana el madrileño confesó en el espacio vespertino que él 'no iba a cortar la cabeza a nadie', dando a entender que no pensaba atacar al que fuera marido de la hija Rocío Jurado durante cuatro años.

Ayer, a raíz de la emisión del sexto episodio de la polémica serie documental, el hermano de Coto Matamoros volvió a dar su opinión, haciendo que Carlota Corredera, la presentadora del programa, se pusiera furiosa. Todo empezó cuando el colaborador comentó el momento que Rociito confesó que Antonio David había tenido, durante todo un fin de semana, a su hijo David con el brazo roto sin llevarlo al hospital.

El padre de Laura Matamoros ha recordado que también la hija de Pedro Carrasco había desatendido, en algunas ocasiones, a sus hijos: 'creo que ha habido desatenciones por parte de los dos. Yo he sido testigo y lo denuncié públicamente', reveló el madrileño ayer.

Carlota Corredera defendió a Rocío Carrasco

Ante estas palabras, Carlota Corredera estalló contra el colaborador, defendiendo tenazmente a Rocío Carrasco, afirmando que 'se le caía el alma a los pies'.

Tras haber afirmado esto, le dijo a Kiko Matamoros que no se podía comparar lo que él presenció con el tema del brazo roto. Lejos de quedarse ahí, la gallega quiso ir más allá y, furibunda, le ha espetado que estaba igualando a 'una víctima con un agresor'.

Ninguno de los dos se ha bajado de su postura

El colaborador no quiso quedar callado, continuando con su perorata y afirmando que ni ella ni él pueden definir qué es realmente un maltrato. La presentadora le ha contestado que no se puede decir que el ex guardia civil esté 'exculpado'; a este respecto, el madrileño le replica diciendo que tampoco se puede afirmar que esté 'inculpado'.

Lejos de encontrar un punto de acuerdo sobre este tema, ninguno de los dos quiso bajarse de su postura y Kiko Matamoros concluyó sosteniendo que él no ponía en cuestión el testimonio de Rocío Carrasco, pero, afirma que si alguien lo ha hecho mal también lo ha hecho mal por muy víctima que sea.

Sigue la página Telecinco
Seguir
Sigue la página Televisión
Seguir
Sigue la página Sálvame
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!