Como era de esperar, no solo es protagonista del documental 'Rocío: contar la verdad para seguir viva' la hija de ‘La más grande’, sino también todo el universo que, de lejos y de cerca, la rodea.

El primer episodio, que vio la luz el domingo a las 22 horas, no dejó a nadie indiferente y empezó a mostrar la otra faceta de una persona que vivía escondida oscuridad, presa del silencio que había tomado como una opción de vida. En este primer capítulo, llamado oportunamente ‘Las alas del silencio’, Rocío Carrasco corre el velo de su controvertida vida justo cuando cumpliría las bodas de plata del malogrado matrimonio con el exguardia Civil, Antonio David Flores.

El trágico 5 de agosto

Nada más iniciar el primer episodio, Rocío Carrasco rompe en llanto y es este el punto de partida ideal para comenzar a relatar una vida plagada de dolor que vieron el punto cúlmine el día el 5 de agosto de 2019: Rocío Flores, su primogénita, fruto de su matrimonio con Antonio David, anunciaba su concurrencia al plató de Telecinco, donde alegaría a favor de Antonio David, definitivamente del lado de su padre, quien por entonces entraba a participar en el reality ‘Gran Hermano VIP’.

Rocío Carrasco, presa de toda fragilidad, intentó quitarse la vida a causa de la actitud que la superó absolutamente.

La noticia que impulsó a Rocío a tomar la decisión

En el documental, la hija de Rocío Jurado y Pedro Carrasco, contó que los últimos veinte años, pese a que nadie lo sabe, es que los vivió transida por el dolor y los tratamientos psiquiátricos y psicológicos.

Pero los tratamientos se derrumbaron cuando tuvo noticia de que su propia hija se subiría a un plató de Televisión, donde públicamente, defendería a Antonio David Flores, haciendo campaña por su padre.

Para Rocío fue una situación extrema que su fragilidad no toleró y acudió a una decisión con el único objetivo de no sentir más vergüenza, miedo y vivir en ese entorno donde era cuestionada por todo el mundo.

Se salvó gracias a la pronta actitud de su marido, Fidel Albiac, quien la encontró dormida y así la llevó al hospital.

Desde el plató de ‘Viva la vida’ el tertuliano José Antonio Avilés no perdió la oportunidad de destapar la sorprendente información de que Rocío Flores, “tenía información de su madre cuando estaba en 'Supervivientes'. Para el colaborador, quien fuera compañero de Rocío en esa emisión del reality, “ella estaba muy nerviosa y pensaba que algo pasaba”.

Avilés se refería al momento en que Rocío Flores entraba como participante del concurso ‘Supervivientes 2020’.

Por su parte, en el mismo programa, Kiko Matamoros confirmó la versión de Avilés, agregando algo más de su propia cosecha: “Cuando sucede este episodio, Rocío Flores sí conoce que su madre ha sufrido una crisis y que está hospitalizada”. Incluso sostuvo que tanto Rocío como el exguardia civil lo sabían y que la quisieron contactar.

Al parecer, por las condiciones en las que estaba Rocío Carrasco en ese momento, o porque la producción ‘Supervivientes’ no lo permitía, la joven no logró estar en contacto con su madre, presa de la violenta situación autoinfligida de su madre, es la reflexión de Kiko Matamoros.

El deseo final de Rocío Carrasco

El docudrama consta de ocho capítulos con los que Rocío Carrasco busca reencauzar su vida y ya la primera emisión puso en vilo a la audiencia y la llenó de estupor. Sin embargo, el deseo y reflexión de la hija de la cantante es que sus hijos "sigan creyendo la versión que tienen”, porque “no le gustaría que sufrieran” cuando conozcan la realidad, porque como madre, ella sabe que sus hijos el día que conozcan verdaderamente a su padre y de lo que han sido parte, “va a ser el peor día de sus vidas”.

Sigue la página Telecinco
Seguir
Sigue la página Televisión
Seguir
Sigue la página Supervivientes
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!