'Rocío, contar la verdad para seguir viva' se ha convertido en los últimos siete días en uno de los temas más comentados por los españoles. El testimonio de Rocío Carrasco sobre su presunto infierno con Antonio David Flores no ha dejado indiferente a nadie, e incluso ha motivado que personajes del ámbito político muestren su opinión acerca del mismo. Este pasado domingo, Telecinco emitió dos nuevos episodios que sirvieron para ahondar en las verdaderas razones que llevaron a la hija de la Jurado a tomar la drástica decisión de separarse del padre de sus hijos.

Infidelidades sucesivas, desaires, insultos, abandonos, chantajes y una amenaza final que dejó a todos los colaboradores presentes en plató helados.

La boda de Antonio David y Rocío, marcada por el engaño

'Se nos rompió el amor', título que lleva el capítulo 2 de la docuserie, nos situó en la vida de Rocío Carrasco poco después de conocer a Antonio David Flores, en uno de los momentos más felices de su vida, es decir, cuando descubre que estaba embarazada de su hija, Rocío Flores. Al enterarse del embarazo, revela que tuvo que tomar la decisión de casarse con el ex guardia civil, y contó también que fue víctima, presuntamente, de un engaño económico, por parte de su tío, Amador Mohedano, tanto en la boda como durante su luna de miel.

Durante este tiempo la relación entre el matrimonio comenzó a ser algo tensa, ya que hubo varios episodios en los que Carrasco no se sintió apoyada. Uno de ellos ocurrió cuando su suegra le preguntó si había decidido un nombre para el futuro bebé y esta reveló que había pensado en Pedro Juan, nombre de su progenitor y también nombre del de Antonio David.

El único detalle, el hecho de que el nombre del padre del ex guardia civil iba después del de ella, algo que no sentó nada bien a la madre de Flores ni a él mismo.

Rocío Carrasco descubre una infidelidad de Antonio David Flores

Sin embargo, el verdadero infierno con Antonio David Flores comenzaría, presuntamente, tras varios años, cuando se quedó embarazada de su segundo hijo, David.

Durante el verano solían salir todas las noches y una de ellas, Rocío Carrasco descubrió a su ex marido besándose con otra Mujer.

A pesar de que le pidió que la llevara de nuevo a casa, él no solo se negó a hacerlo, sino que le indicó que podía marcharse andando si era lo que quería, algo que Carrasco terminó haciendo. Este episodio supuso según la protagonista el momento en el que decide que tarde o temprano pondrá fin a su relación con Antonio David Flores.

La amenaza de Antonio David a Rocío

Rocío Carrasco narró en el episodio 3, 'Ese hombre', los últimos meses de relación junto a Antonio David Flores. Durante su embarazo en el pueblo la llamaban "cierva embarazada" por las presuntas infidelidades del ex guardia civil que conocía todo el mundo.

No obstante, decidió seguir con él por sus hijos, participando así de un "teatro" como ella misma lo catalogó ante la prensa y los medios de comunicación, en los que vendían que eran la pareja perfecta y que solo habían atravesado una crisis.

Tras varios insultos como "estás loca" o acusaciones de la talla de "vas a malparirlo" en referencia al embarazo de la hija de Rocío Jurado, esta da a luz a David, su segundo hijo. Es precisamente tras este acontecimiento y tras vivir un auténtico infierno cuando toma la decisión definitiva de divorciarse. Mientras hacia las maletas para mudarse a Chipiona junto a sus hijos, Antonio David Flores entró en la habitación y le preguntó qué estaba haciendo. "Entró en cólera y empezó a gritarme '¿Te vas a separar, Rociíto?'", explicaba.

Ante su afirmación, llegaría presuntamente la peor amenaza del ex guardia civil hacia ella. "Te vas a enterar, no vas a saber de dónde te van a venir, te vas a levantar de una y te vas a llevar otra", confesaba. "Es la única verdad que ha dicho en toda su vida. Lo dijo y lo ha hecho", concluía visiblemente emocionada.

Sigue la página Telecinco
Seguir
Sigue la página Televisión
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!