A solo seis meses de vida en pareja y a tres meses de la boda, Cecilia Gómez y Marco Vricella han cancelado definitivamente su boda. Según Cecilia, sin marcha atrás. El matrimonio estaba anunciado para el 26 de junio, pero el cirujano especialista en estética plástica y reconstructiva y la bailaora que protagonizarían la boda más inesperada del 2021 han cancelado el enlace. Para Cecilia, no hay vuelta atrás.

La pareja se conoció durante la pandemia y tenía fecha de boda

La novel pareja estaba compartiendo un ático en las afueras de Madrid desde hace muy poco tiempo y en esas circunstancias, Cecilia Gómez dice que “conoció la verdadera cara” de Marco Vricella, su pareja.

No otra cara, sino la verdadera”, acentúa para dar más certeza a sus palabras. “Que cada uno ya que interprete lo que quiera” declaró antes de lanzarse a explicar el porqué de la abrupta ruptura y puntualizando que no va a hacer ninguna acusación.

El cirujano italiano Marco Vricella y Cecilia Gómez se conocieron en pleno confinamiento por la pandemia de Coronavirus. Ella buscó una cita con él para una consulta médica y así nació el amor que los haría transitar los meses subsiguientes, que incluyeron convivencia, planes de matrimonio y una fecha concreta concertada el 26 de junio que anunciaron felices en sus redes sociales. Pero abruptamente, casi como inició, terminó. Y para no dejar rastros de la relación fallida, borró todas las imágenes que había compartido desde su cuenta de Instagram.

Para la bailaora, el cirujano es ‘un impostor’

Cecilia asume que ha tenido varias Parejas, pero que con ninguna se ha sentido como se sintió con Vricella, que hoy está contrariada y dolida a causa del intenso momento que vivían, que incluía los preparativos de boda: “estoy bastante fuerte pero caeré después. Ahora, lo principal es salir del atolladero en el que me he visto sumergida".

Aun así, la bailaora quiere ser sutil en sus palabras y no hacer acusaciones, sino contar lisa y llanamente como ella se siente, para así dejar a consideración de quien escucha sus conclusiones.

Es un impostor”, concluye de descubrir esa “verdadera cara” que dice que descubrió del italiano cuando comenzaron a convivir en el ático de Madrid.

Cuenta que durante la convivencia comenzaron a salir “actitudes de Marco que, como Mujer, no me encajaban”. Pese a que ella buscaba excusarle, pensando en que se encontraban atravesando un proceso de adaptación a la nueva convivencia, la situación fue empeorando.

Cecilia Gómez dice entender por lo que pasó la exmujer de Vricella

A partir de las situaciones que vivió y pese a que no las califica abiertamente de machistas, sí confirma que “así lo sintió” y ello la lleva a comprender a la presentadora Sonia Ferrer, la exesposa de Vricella. Sonia y el cirujano compartieron seis años de matrimonio y tienen una niña en común. Su matrimonio terminó con grandes lides en tribunales: “es un patrón que se repite.

Desde aquí le digo a Sonia Ferrer que ahora entiendo todo” afirma a modo de mensaje de aliento y comprensión hacia Sonia.

Pero lo que más ha dolido a Cecilia Gómez es la falta de respeto que hubo por parte de su ya expareja: “Me ha llegado a decir: 'Si no cambias, no hay boda. Y tú no me sirves como mujer para lo que yo quiero'.” Palabras que la artista piensa que no puede dejar pasar porque está en contra de “todo lo que las mujeres estamos luchando para ser valoradas”. La decepción de la bailaora es enorme y porque se perdió el proyecto que había en común, pero que no puede dejar la casa por un capricho o por un “'ya no me sirves'. Porque no soy un perro, aunque un perro tampoco se merece esto".

Sigue la página Coronavirus
Seguir
Sigue la página Televisión
Seguir
Sigue la página Parejas
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!