Las paredes de Cantora parecen no ser tan silenciosas como su monumental apariencia deja trascender. Los entresijos de la gran finca de Paquirri, donde reina Isabel Pantoja, dejan escuchar los ecos de insólitas conversaciones y hechos miserables.

Ahora se supo de boca de otra ex pareja de torero, la colaboradora Belén Esteban, que Agustín no permitió la entrada a Cantora a su hermano Bernardo, que tenía la intención de ver a la madre de ambos. Y es que doña Ana se encuentra mal de salud y su hijo mayor quería hacerte una visita.

Belén Esteban, portavoz de Kiko Rivera

La situación ha afectado mucho a Kiko Rivera, quien le ha encomendado a la colaboradora que la haga pública: “Te tengo que contar algo que sepas tú y quiero que lo cuentes tú”, lo que define que la fuente es muy directa y confiable.

Es entonces que Belén relató en ‘Sálvame’, que el hermano mayor de la tonadillera, Bernardo, concurrió acompañado de otra persona, un hombre con quien Isabel Pantoja tiene ciertas deudas que sabe que son incobrables, pero que cada tanto va a la finca para recordarle a la tonadillera ese compromiso económico.

Bernardo Pantoja, impedido de ver a su madre

Ábreme, que quiero ver a mamá”, fue el pedido de Bernardo, quien junto a esa otra persona acreedora de viejas deudas de Isabel Pantoja, rogaba por visitar a doña Ana.

El muy gráfico relato de Belén Esteban describe que en Cantora hay dos puertas y que los dos hombres atravesaron la primera y que cuando llegaron arriba, la segunda estaba cerrada, no había nadie.

Luego del silencio tras la puerta cerrada, Bernardo y el anónimo acompañante percibieron la presencia de Agustín, quien como una sombra negaba a su hermano la entrada a Cantora.

Según cuenta Belén Esteban, fue el mismo acompañante de Bernardo quien contó este sórdido hecho a Kiko Rivera, luego que los dos hombres tuvieran que dar una media vuelta.

El clan Pantoja no hizo declaraciones

Bernardo ha querido visitar a su madre, doña Ana, quien está enferma y próxima a cumplir 90 años, pero él también “está malito”, según contó Belén, ya que tiene problemas en una pierna, ya que le falta un pie, por lo que lo tienen que llevar en silla de ruedas

El relato de primera mano de este viejo conocido de la familia Pantoja ha dejado muy desolado a Kiko, quien no puede entender cómo su “que mi tío cierre la puerta de mi casa al hijo mayor de mi abuela, si estuviera mi abuela bien, ¡se iban a enterar estos dos!

”.

Los problemas dentro del clan Pantoja siguen ahondando un abanico inusitado de infelices anécdotas y el hijo de Paquirri le abre, siempre que puede, una ventana a Cantora para ventilarlas, como es este caso. Al momento, nadie de la familia se ha pronunciado, ni siquiera Anabel, hija de Bernardo, quien le aseguró a Belén Esteban desconocer el hecho.

Sigue la página Televisión
Seguir
Sigue la página Sálvame
Seguir
Sigue la página Belén Esteban
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!