'La isla de las tentaciones 3' sigue su rumbo en Telecinco. Si la semana pasada los espectadores pudieron asistir a los primeros acercamientos entre los concursantes, en este tercer capítulo, que fue emitido durante la pasada noche en la cadena de Mediaset, la complicidad entre algunos participantes cruza los límites y se producen las primeras infidelidades carnales.

Carla besa a Diego en el cuello y provoca que se encienda la luz de la tentación

Tras finalizar la hoguera y comprobar cómo estaban viviendo la aventura sus respectivas Parejas, los concursantes prepararon una fiesta nocturna en ambas villas.

Lo que ninguno sabía es que la luz o la alarma de la tentación iba a sonar más que nunca esa noche.

De hecho, la luz de la tentación se encendió por primera vez en Villa Montaña durante esa noche. La responsable fue Carla, al besar apasionadamente el cuello de Diego con motivo del juego 'Verdad o atrevimiento'.

Cuando la alarma sonó por primera vez en la villa de las chicas, estas dejaron de disfrutar la fiesta y comenzaron a cuestionar quién sería el responsable de haberla encendido. Lucía y Lola lo tenían claro: para ellas había sido alguno de sus novios.

Jesús se deja besar por Fiama y Diego cae en la tentación y besa a Carla

La alarma de la tentación volvió a sonar durante el juego cuando Jesús se dejó besar por Fiama, que ha vuelto al concurso como soltera, y apenas unos minutos después se encendió una vez más cuando Diego decidió besar a Carla.

Conforme la luz iba encendiéndose con mayor frecuencia en Villa Montaña, las chicas, especialmente, Lola y Lucía, se iban desestabilizando aún más. A diferencia de ellas, Marina, Lara y Claudia se mostraron muy tranquilas, puesto que sabían que sus novios no iban a ser los responsables. Lola se sinceró con Simone y le explicó que estaba segura de que el responsable de que se encendiera la luz había sido Diego, puesto que es "vengativo" y al ver las imágenes de ella y Simone se habría vuelto "loco".

Manuel no puede evitar la tentación y es infiel a Lucía

No obstante, lo peor estaba por llegar. Hasta ahora la luz solo se había encendido por acercamientos motivados por el juego 'Verdad o atrevimiento', pero conforme pasó la noche, Manuel, fue sintiéndose cada vez más atraído por Fiama. Tanto es así que acabó besándola a escondidas.

No contento con ello, tras besarse con la nueva soltera, se dejó llevar una vez más por la tentación con Stefany, la soltera con la que está teniendo mayor química en el concurso.

Se besaron en el sofá y esto motivó que, efectivamente, la luz de la tentación se encendiera por quinta vez en Villa Montaña. Jesús no dudó en reprender a Manuel al comprobar que había sido desleal dos veces en la misma noche a su chica: "Te vas a arrepentir", expresaba.

Sigue la página Telecinco
Seguir
Sigue la página Televisión
Seguir
Sigue la página Parejas
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!