Hace ya más de dos meses que Kiko Rivera se sentó en el plató de Telecinco para abrir una saga documental que está haciendo historia y de la cual todavía no se conoce el final. En ‘Cantora: la herencia envenenada’, el hijo menor de Paquirri contó cómo abrió una puerta en agosto pasado y se encontró con todos los objetos de Paquirri que su madre, Isabel Pantoja negó sistemáticamente a sus hermanos mayores, Fran y Cayetano, al punto de haberlos denunciado como robados.

Esa puerta significó mucho para Kiko Rivera, quien a partir de ese momento comenzó a desnudar los aspectos impensados de la vida de la viuda de Paquirri, acusaciones y amenazas de futuras acciones legales contra Isabel Pantoja.

Kiko Rivera expresó la decepción de Paquirri

Nuevamente sentado en el ‘Sábado Deluxe’, Kiko Rivera continuó su derrotero y sostuvo que su padre "esté donde esté, sentirá una gran decepción con mi madre. No solo por esto, sino por el comportamiento que ha tenido con sus tres hijos". El Dj contó ante Jorge Javier Vázquez sobre la animadversión que sentía Isabel Pantoja con sus hermanos, los hijos del primer matrimonio de su padre, Fran y Cayetano.

Siendo Kiko niño, Isabel Pantoja le decía “cosas malas sobre ellos, sobre todo de Fran" y que ese es el motivo por el cual fue perdiendo la relación con sus hermanos mayores, relación que ha retomado y se encuentra muy saludable. Los tres hijos de Paquirri han salvado años de distancia.

Kiko Rivera cuenta lo cómodo que se encuentra con sus hermanos y establece la distancia que hay entre la personalidad de sus hermanos y su madre, Isabel Pantoja: "Ellos no me dicen nada sobre mi madre, lo único que hacen es darme consejos”.

Al contrario que la tonadillera, que durante años se refirió, según Kiko, a sus hermanos con “palabras muy feas, sobre todo hacia Fran, que le tiene especial ojeriza".

Isabel Pantoja tenía especial 'ojeriza' con Fran

A Isabel Pantoja no le gustaba que Fran, con apenas 11 años, entrara en Cantora diciendo que la finca era suya.

Dice que es chulo y prepotente y yo ahora digo: ¿y tú?", reflexiona dolido Kiko Rivera, quien reconoce que sus hermanos le están dando hoy algo que siempre le faltó al lado de su madre porque ellos lo escuchan y le aconsejan "que piense todo lo que diga, para que no me arrepienta que, al final, es mi madre".

El Dj se muestra feliz de su flamante relación con sus hermanos y también con los lazos que va creando con el resto de la familia Rivera, a pesar que también admite que prefiere ir lentamente. Sí hizo la visita con el hermano mayor de su padre, Riverita, quien murió hace pocos días de una larga enfermedad porque “estaba malito”. Pero a Teresa, todavía no la ha vuelto a ver desde que era niño.

Las puertas de Cantora

Lo cierto es que el pasado mes de agosto, Kiko abrió una puerta donde fue deslumbrado por los trajes de luces de su padre, objetos largamente reclamados por los hijos del torero, que a su vez abrieron otras puertas a la relación con la familia Rivera. Y cerró, al menos por ahora, la relación con ‘La viuda de España’, Isabel Pantoja, su madre.

Sigue la página Telecinco
Seguir
Sigue la página Televisión
Seguir
Sigue la página Sálvame
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!