Este miércoles el programa de ‘El Hormiguero’ que presenta Pablo Motos y en el que participa Tamara Falcó ha comenzado muy fuerte. Y es que, antes de que el debate entre Cristina Pardo, Nuria Roca y Juan del Val, el presentador se ha dirigido directamente a la hija de Isabel Preysler para conocer más sobre su nueva relación con Íñigo Onieva, sobre la que ya habla abiertamente y con total naturalidad. Pero el tema más escabroso ha llegado cuando Motos le he preguntado por qué Tamara ha estado cenando en la zona donde vive su novio, la cual se encuentra confinada y fuera del horario de toque de queda.

Tamara Falcó admite que incumplió las normas

Tamara Falcó ha sido vista en más de una ocasión saliendo a cenar en zonas donde no debería y sin respetar el toque de queda, acciones por las que ha recibido muchas críticas en los últimos días. La futura marquesa de Griñón ha respondido clara y concisa, sin dar ningún rodeo, y ha reconocido su error. En esta ocasión, Tamara ha admitido que sí fue a cenar a La Moraleja saliendo de una zona confinada porque según ha asegurado no es posible enterarse de todos los sitios que se encuentran confinados y cuales no. La colaboradora del programa de Televisión ha afirmado que el motivo de esta confusión no ha sido otro sino que recibe demasiada información y por eso no se entera de forma adecuada de a qué lugares se puede ir.

Tamara pide disculpas por su error en 'El Hormiguero'

Además del sitio en el que estaba, la hora tampoco era la que debía ser, sobre este aspecto, Tamara Falcó también ha querido justificarse afirmando que fue por el agobio de los fotógrafos”, ya que quería evitar a toda costa ser captada por las cámaras. La colaboradora ha asegurado que creía que esperando a las 12, los fotógrafos se marcharían a sus casas, pero reconoce que se equivocó puesto que ellos sí tenían un motivo justificado para estar en la calle a esas horas: trabajar.

Por tanto, cuando Tamara después de esperar a que se fuesen, salió del restaurante, los fotógrafos pudieron captar las imágenes de cómo infringía las normas del toque de queda. A pesar de justificarse, la futura marquesa de Griñón ha pedido disculpas por saltarse las normas y se ha mostrado muy arrepentida con lo ocurrido.

'Es muy agobiante', ha afirmado Tamara Falcó

La hija de Isabel Preysler también ha querido aprovechar el momento para recalcar que, a pesar de que tiene buena relación con los fotógrafos, a veces es “agobiante” sobre todo cuando acaban de empezar una nueva relación amorosa. También, ha afirmado que su relación con Íñigo Onieva comenzó en septiembre y que, hasta sus amigos, le agobian cuando afirman que ya huele a boda en diciembre.

Sigue la página Coronavirus
Seguir
Sigue la página Televisión
Seguir
Sigue la página Parejas
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!