Aunque habían transcurrido algunos días sin tener noticias de Ana Obregón, la actriz ha vuelto a recordar a su hijo durante el día de Todos los Santos, siendo sin duda un día sumamente triste para la actriz. Álex Lequio falleció el pasado mes de mayo en una lucha contra el Cáncer que no logró superar.

Para la fecha, la situación no deja de ser sumamente difícil y este 2 de noviembre Ana Obregón se ha mostrado abatida con los recuerdos de su hijo, expresando su dolor públicamente a través de su cuenta en Instagram, donde dedicó unas emotivas palabras a su hijo y a aquellas personas que han perdido a sus seres queridos.

Una desgarradora carta de Ana Obregón para quienes han perdido a un ser amado

En el mensaje, Ana Obregón aprovechó para enviarle un fuerte abrazo y sus palabras de condolencia a aquellas personas que han pasado por el dolor de perder a sus seres queridos, muy especialmente a los padres y madres que ya no tienen a sus hijos.

Pero las palabras no solo fueron dedicadas a terceros, si no a su hijo Alex, quien falleció a los 27 años y según su madre, no perdía las esperanzas de vivir. Quien tenía una vida entera por delante y quien le sonrió al cáncer, sin dejar de luchar en silencio, enviando ánimo y fuerza a quienes atravesaban por la misma situación de él.

Ya han transcurrido seis meses desde la muerte de su hijo y aún el dolor no ha sido superado.

Según las palabras de Obregón, aquella noticia fue como un rugido que rompió todas las paredes de su alma, causando un eco eterno en su corazón.

Ana Obregón soltó un desgarrador deseo al aire

¿Qué daría una madre o un padre para tener nuevamente a su hijo? Ana Obregón se encuentra devastada con la pérdida de Alex provocando que uno de sus grandes deseos sea tenerlo nuevamente consigo, para abrazarlo solo por un segundo a cambio de su vida, solo un segundo para abrazarlo de nuevo.

Tras lo sucedido y la inevitable pérdida de su hijo Alex, Ana se ha dedicado a realizar actividades y rutinas que la ayuden a fortalecerse y recuperar su paz y tranquilidad. La meditación es una de las actividades que la ha ayudado, contando con el apoyo de sus familiares y amigos, quienes la han acompañado en cada instante.

Aún es demasiado pronto quizás, para recuperar el espíritu y la sonrisa de quien tenia como objetivo hacer feliz a las personas, pues Obregón ha reconocido que no tiene ganas de reír ni bailar y mucho menos de ponerse modelitos. Se sabe que está atravesando por un momento muy difícil emocionalmente, pero también se sabe que poco a poco podrá salir adelante, aunque la muerte de su hijo marcará un antes y un después en su vida, muchos de sus seguidores siguen esperando lo mejor de ella.

Sigue la página Televisión
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!