Cansada de escuchar tantas mentiras’ fue el mensaje y el sentido del llamado en directo a ‘El programa de Ana Rosa Quintana’ de Telecinco, por parte de Isabel Pantoja. La tonadillera estaba en el ojo del huracán, desde que su hijo Kiko Rivera soltara en ‘Sábado Deluxe’ que pasaba por una depresión. No es para menos, las audiencias acusaron a la Pantoja de no apoyar al hijo lo suficiente, de ser egoísta y esta situación está recorriendo todos los platós.

Isabel Pantoja quiso entrar en el debate sobre la depresión de su hijo

Más leña al fuego echó el posteo de Instagram, que Kiko Rivera publicó con una sensible frase: ‘Las palabras se las lleva el viento… 3 días y aún sigo esperando que vengas a darme un beso’.

Y la publicación, además de llevar una mirada acusatoria sobre la Pantoja, tiene cosechados más de 33.000 ‘me gusta’ y gran cantidad de comentarios de aliento hacia el joven.

Es por ello que la tonadillera decidió entrar en directo en el debate que se estaba generando en ‘El programa de Ana Rosa’, mientras los tertulianos opinaban de ella como madre. La sorpresa que descolocó a los colaboradores

Isabel Pantoja, se declaró muy nerviosa por lo que estaba ocurriendo entre ella y su hijo Kiko Rivera, porque se había enterado de la depresión del muchacho en el programa ‘Sábado Deluxe’, en el mismo momento que toda la audiencia. Y quiso explicar por qué le restó importancia al cuadro depresivo que confesaba al aire su hijo, dándole sentido a que para su padecimiento hay curación posible.

Muy nerviosa, dijo que habla todos los días con sus hijos y que no es egoísta

Esto último fue lo que encendió las críticas contra Isabel Pantoja, quien dijo que nadie en el mundo conoce y quiere más a sus hijos que ella, a lo que el colaborador Joaquín Prat le preguntó sobre el reclamo que escribió Kiko Rivera en Instagram.

Entonces la jueza del ‘Idol Kids’ retomó su monólogo para desmentir categóricamente, porque ella había hablado con el hijo al día siguiente, como lo hace todos los días con sus dos vástagos.

La viuda de Paquirri también aprovechó para cargar las tintas contra la tertuliana Paloma García Pelayo, primero ignorando su nombre con un certero ‘la señora que no conozco su nombre’, espetándole que deje de preocuparse de la familia Pantoja, ya que ella había sido la primera en hacer daño a su hija Isabelita, y del dinero que tenga o no tenga, sino del propio.

García Pelayo se defendió con evasivas, diciendo que ‘no era así’.

El nuevo post de Kiko declara que está ‘centrado en ser feliz’

Fue Ana Rosa Quintana quien salió al cruce de estas frases para salvar a su equipo y no abrir el camino a nuevos frentes de discusión entre Isabel Pantoja y sus tertulianos, y reencarriló la conversación hacia su objetivo inicial: La depresión de Kiko Rivera, que era el tema sobre el que debían hablar, sin irse para otro lado y evitando malas interpretaciones de lo dicho.

Ana Rosa frenó de esta manera la bronca de Isabel Pantoja, diciéndole que nadie había pensado que era egoísta y que, como todos, siempre se quiere lo mejor para los hijos, y que muchas veces no se puede ver que ellos no están bien.

En todo caso, la actitud de Kiko Rivera en las últimas horas cambió y se mostró más positivo al publicar nuevamente en su Instagram esperanzador mensaje, centrándose en ‘ser felíz’.

Sigue la página Telecinco
Seguir
Sigue la página Televisión
Seguir
Sigue la página Sálvame
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!