Ayer miércoles se vivió en Sálvame un momento de gran tensión por parte del periodista Jesús Manuel, al que se le mostró una foto íntima y por lo visto y por las caras que ponían sus compañeros al verla, muy explícita y escandalosa. El periodista enrojecía ante la posibilidad de que esa foto pudiese ver la luz. Quedó claro que la foto la había realizado él en su intimidad y la había enviado a por lo visto un grupo tan extenso de amigos que no tenía idea de quién podía ser el ‘traidor’.

Por supuesto prohibió que la foto se mostrase en el pantallón, a pesar de que Jorge Javier Vázquez le aseguraba que iban a cubrirla con un gran tomate.

Rápidamente quedó claro que la foto era de la parte más íntima del colaborador adornada con algún tipo de artilugio metálico, que según dijo él mismo: ‘se usa para enderezar’.

Jesús Manuel es un peligro al volante

Mucho peor fue el hecho de ver como lo habían grabado con un móvil, conduciendo haciendo eses por la carretera entre los dos carriles, haciendo adelantamientos dudosos y sin poner nunca el intermitente. Se justificó de manera peregrina, diciendo primero que a él conducir no le gusta y luego que sabía que le grababan, que le pedían al ponerse junto a él que bailase la jota y que por eso él adelantaba. Una justificación muy cicatera, porque las infracciones eran claras y si alguien tomase cartas en el asunto, motivo de multa y pérdida de puntos.

Un desnudo integral y un vídeo que arrasa en redes

Conforme pasaba la tarde y viendo que la foto, una vez superada la franja de las 20:00 horas y en plena sección del ‘Tomate’, era fácil que saliera en pantalla aunque cubierta a medias por la hortaliza, Jesús Manuel debió decirse que 'de perdidos al río', recordó que no hay mejor defensa que un buen ataque y decidió mostrarse tal y como vino al mundo hace 42 años, con marcadas diferencias, naturalmente.

El jotero Jesús Manuel, apareció risueño en plató enfundado en un albornoz blanco y como si se dirigiese al spa, se lo quitó y se colocó estratégicamente sobre un tocón y delante del croma. El momento fue captado fugazmente por una cámara indiscreta, antes de colocarle el ‘tomate’ de rigor. Pudieron oírse comentarios de sus compañeras, acerca del escaso tamaño, el color….

etc.,

Jorge Javier se hacía el inocente, llevándose las manos a la boca y lamentándose de que se hubiese producido un descuido, que sin duda él sabía que se produciría, porque en Mediaset ya no saben que hacer para pasarle la mano por la cara a ‘Pasapalabra’ sin conseguirlo, a pesar de intentarlo desesperadamente cada tarde.

El jotero de Sálvame con los brazos abiertos y los pies en equilibrio sobre el tocón, aguantaba incluso con orgullo, una situación degradante. ¿Qué será lo próximo?

Sigue la página Telecinco
Seguir
Sigue la página Televisión
Seguir
Sigue la página Sálvame
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!