Kiko Matamoros, el veterano colaborador de "Sálvame" y tertuliano se encuentra pasando por uno de los peores momentos de salud. El novio de Marta López fue operado y poco después, sufría una pancreatitis que le ha tenido tres semanas ingresado en el hospital. Una situación de lo más delicada para el colaborador, quien finalmente ha salido del centro de salud en la mañana de este domingo, siendo incluso grabado por las cámaras de "Socialité" y llamando especialmente la atención su nueva apariencia física, tras casi un mes ingresado de hospital en hospital por una pancreatitis.

Aspecto demacrado y 14 kg menos de peso, tras el alta hospitalaria

El colaborador de "Sálvame", que no quería que le grabaran las cámaras de "Socialité", ha reaparecido con un aspecto completamente distinto, pesando 14 kg menos y afirmando abiertamente a los reporteros que se encuentra "muy jodido". Y es que, Matamoros está pasando por un momento muy duro de salud, tanto es así, que su entorno se mostró enormemente preocupado por su recuperación, entre ellos, su novia, Marta López, quien no se ha separado de él ni un segundo. Tampoco su hijo, Diego Matamoros, quien dio a los medios de comunicación el pronóstico sobre el estado de salud de su padre.

El colaborador de 'Sálvame' confirma que se encuentra mal

Concretamente, la actual presentadora de "Socialité", Nuria Marín, confirmó que Matamoros no quería de ninguna forma que lo grabaran, de hecho, afirmaba que Matamoros había quedado con ellos en entrar al programa vía telefónica para dar las últimas noticias sobre su salud.

De hecho, era poco después cuando el tertuliano de "Sálvame" afirmaba en directo de "Socialité", que pese a las imágenes donde aparecía un tanto mejor de salud, no había sido así y se encontraba "jodido". Unas declaraciones con las que ha hecho saltar las alarmas por el leve empeoramiento que había sufrido según su propio hijo, Diego Matamoros, quien lo confirmó a los medios.

Se sincera en 'Socialité' y admite que no está bien, tras su ingreso hospitalario

Pese a que en un primer momento, Matamoros intentó quitarle hierro al asunto y no preocupar a la gente de forma pública entrando por teléfono en "Socialité" y afirmando que estaba bien, era poco después cuando, tras hablar con la presentadora, Nuria Marín, el colaborador ha acabado sincerándose admitiendo que realmente no está bien. Entre los motivos que han llevado a Matamoros a estar de lo más delicado de salud, se encuentra con molestias por el catéter, toma siete medicamentos de forma diaria, no puede hacer deporte por su estado de salud actual e incluso, ni siquiera puede comer bien, porque su estómago no tolera bien la comida.

Sigue la página Telecinco
Seguir
Sigue la página Televisión
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!