De nuevo saltan las alarmas y las redes comienzan a cuestionarse si realmente Kiko Matamoros está tan grave como ayer mismo afirmaban en ‘Sálvame’, ya que no dudó en entrar en directo, para reafirmarse en lo dicho y continuar con sus ataques calificados por la presentadora como ‘deleznables’.

Es realmente curioso que una persona en su estado, con una grave infección en el hígado tras someterse a una colecistectomía, trufado de antibióticos y con fiebre, no solo llame a directores y al programa, sino que de una entrevista exclusiva a la revista Lecturas, mostrando lo que ellos llaman ‘su nueva cara’ tras someterse a un bombardeo de inyecciones estéticas, que unidas a sus muchas operaciones, lo han dejado irreconocible.

La entrevista da vergüenza ajena, porque está llena de insultos y comentarios vejatorios hacia sus compañeras de ‘Sálvame’ y hacia su ex Mujer Makoke y todo por intentar defender a su jovencísima novia (que muestra su inmenso amor grabándose haciendo postureo en el hospital para subirlo a Instagram) de supuestos ataques a su desarrollo intelectual y de vetos a su presencia en determinados lugares que incluso le han hecho perder trabajos como modelo.

Vejaciones e insultos, solamente hacia sus compañeras de programa

Matamoros tiene en su punto de mira sobre todo a: Lydia Lozano, Anabel Pantoja y Laura Fa (esta última, siendo periodista, no se entiende que hace en ese programa tragando sapos un día sí y otro también).

De Lydia dice en Lecturas que: ‘es más simple que el mecanismo de un chupete y una manipuladora emocional’, a lo que la periodista daba la callada por respuesta, diciendo que le era igual porque cada verano era la misma historia.

Anabel Pantoja es otro de sus objetivos: ‘no aporta información para ser válida en ‘Sálvame’ y además lo que mejor hace es atiborrarse en directo y ocuparse de su móvil'.

La sobrinísima no estaba ayer en plató, por lo que probablemente sea esta tarde cuando le conteste.

La peor parada ha sido Laura Fa, que tuvo la osadía de responder a la novia influencer del colaborador, que dijo de ella que no tenía labios: ‘no tengo labios, pero afortunadamente tengo cerebro’, lo que hizo montar en cólera a Kiko que siempre lleva todo a su terreno, sintiéndose tremendamente ofendido por considerar que Laura afirmaba que su novia era poco menos que una discapacitada intelectual y de nada sirvió que la periodista le aclarase que era un comentario dicho en general.

Matamoros, no sabemos si por exceso de medicación, no ha dudado en llamar a Laura Fa ‘engendro’, afirmando que es feísima y la periodista respondía: ‘Intelectualmente no me puede dar porque tengo más estudios que todos sus hijos juntos ¿Me ataca por fea? Eso va a gustos’.

Con Gema López y María Patiño ha sido algo más cauto obviando el físico, pero igual de dañino en sus comentarios: ‘Gema López ha sido conmigo sucia y rastrera. María Patiño ha sido una decepción’. A Gema le pidió perdón ayer, pero la periodista dejó claro que no se lo aceptaba. Afirma además el enfermo desde su cama del hospital de la generalidad de los colaboradores: ‘Me odian y me tienen envidia. Ellos saben que intelectualmente les desprecio porque chapotean en el lodo de la ignorancia.

Ahí queda dicho.

Con Carlota Corredera has topado Matamoros

Seguramente la fiebre y la medicación no dejaron a Kiko calcular bien su jugada, ya que metió a Carlota Corredera, presentadora del programa y no ‘compañera’, en el mismo saco que a las demás, afeándole no defender a su amor verdadero de los supuestos ataques de Laura Fa. Carlota puede gustar más o menos, pero nadie le puede negar que los tiene bien puestos y en un momento dado y mirando a cámara, cortó los improperios del colaborador para espetarle: ‘Te pido públicamente que no vuelvas a hablar de mi en ninguna exclusiva, sin dejarle replicar y repitiendo que se lo pedía y que si tenía algo contra ella lo hablase cara a cara.

Pero Matamoros no cejaba en su despropósito y se le escuchaba claramente perjudicado debido seguramente a la medicación y a ese desánimo, que su novia no cesa de repetir que arrastra, por sus condiciones físicas que le han llevado a perder diez kilos en quince días de ingreso hospitalario.

Por eso y seguramente siguiendo las indicaciones de Valldeperas, Carlota intentó cortar la conexión en dos ocasiones, siendo finalmente salvada por la campana que marcaba el final del programa.

Sigue la página Telecinco
Seguir
Sigue la página Televisión
Seguir
Sigue la página Sálvame
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!