Ana Obregón continúa compartiendo las palabras de su difunto hijo Alex Lecquio, pese a que el joven partió de este mundo el pasado mes de mayo, víctima de un linfoma de Hodgkin contra el que llevaba luchando dos años. La actriz sigue teniéndolo muy presente y comparte reflexiones y textos de su hijo en redes sociales a menudo.

La actriz y bióloga está pasando unas vacaciones muy discretas en Palma de Mallorca y este pasado miércoles ha querido compartir una imagen, que fue captada hace justo un año en el domicilio familiar que tienen allí los padres de la artista. En la fotografía aparecían sus padres, ella y su hijo cuando la recuperación del joven parecía encaminada y su pronóstico muy bueno, después de haber recibido buenas noticias sobre su enfermedad.

En su texto, Ana describía que antes le hacía mucha ilusión cuando su móvil le recordaba notificaciones de "tal día como hoy", pero que ahora al ver la imagen ha empezado a llorar, sin poder evitarlo.

La veterana actriz ha decidido tomarse un respiro del foco mediático, aparcar todos los compromisos profesionales que tenía y este año no posará en bañador, como era recurrente en ella. Ana Obregón contó que sentía un dolor inmenso al ver esa imagen y saber que ya nunca más va a poder volver a ver a su hijo y a raíz de este sentimiento que la ha invadido la bióloga ha querido recordar una lección de vida que su hijo solía decirle a menudo.

Ana Obregón sigue viviendo en Mallorca, tras la muerte de su hijo

Consistía en que lo más importante de la vida y lo que al final te vas a llevar es el amor y el tiempo que le dedicas a las personas que quieres y que nunca, nada ni nadie le podrá quitar esos momentos de amor que Ana ha vivido con su hijo.

Eso es, según la actriz, lo que le da un poco de fuerza para seguir adelante.

Desde que joven falleció a los 27 años, muchos amigos y conocidos han querido homenajearle constantemente, pero ha sido su madre en especial la que no deja de recordarle compartiendo fotografías y testimonios. Ana Obregón llega a contar incluso los segundos, que lleva sin su hijo.

Ana no se separó ni un momento de su hijo, desde que le detectaron el cáncer

Ana Obregón parece que no sale de su estado de pena emocional, desde que su hijo falleció. Durante la enfermedad de Álex, la actriz en ningún momento se alejó de su hijo, lo acompaño a Nueva York para su tratamiento médico y estuvieron en Estados Unidos, hasta que ingresó en Barcelona dónde finalmente el 13 de mayo falleció, mientras recibía quimioterapia durante el Estado de Alarma en España por la pandemia de coronavirus.

Sigue la página Telecinco
Seguir
Sigue la página Televisión
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!