La colaboradora de Telecinco, Mila Ximénez, ha vuelto a sentarse en un plató de Televisión aunque, en esta ocasión, no fue para hablar de una buena noticia. Mila fue para hablar, por primera vez, sobre su Cáncer de pulmón y para dar la mala noticia de que tiene metástasis.

El viernes, en la aparición de Mila en “La última cena” aseguró que echaba de menos vivir, sin la sensación de miedo. En esta ocasión, Mila volvió a Telecinco para hablar sobre su enfermedad. La colaboradora tenía claro que en la sociedad hay varios tipos de cánceres que están mejor vistos para la gente, por ejemplo, el cáncer de mama.

Pero, el cáncer de pulmón ya en sí tiene un nombre muy feo, se asocia a las personas fumadoras, aunque no es necesariamente condición para padecerlo. Ella se está dando quimioterapia, por ejemplo, con personas que no han fumado en su vida.

La colaboradora de Telecinco dejó claro que no está en fase terminal

Pero la colaboradora de Telecinco tenía la necesidad de aceptar su enfermedad, ponerle un nombre, y contar a la audiencia lo que es necesario sobre un cáncer que en estos momentos no es terminal. Ante ella, sus compañeras de Telecinco, Lydia Lozano y María Patiño que no podían quitar la mirada de encima a su compañera.

Mila ha explicado que esta pesadilla comenzó cuando empezó a sentir unos dolores muy fuertes en la zona de la espalda.

Su tumor más grande se encuentran en un pulmón y lo que le avisó que algo iba mal fue un dolor en las costillas. En un primer momento pensaba que se había hecho un esguince. Pero, la colaboradora de Telecinco recuerda que, gracias al consejo de Jorge Javier Vázquez, decidió ir al médico a hacerse una resonancia.

Mila explicó todos los detalles de cómo se enteró de que tenía cáncer

La colaboradora de Telecinco se hizo la resonancia y en el hospital le explicaron que era una artrosis degenerativa. Pero un día estaba en su casa y la llamó por teléfono su compañera, Teresa Campos, y no podía soportar el dolor y le recomendó que fuera a la clínica madrileña de La Luz donde trabajaba su oncóloga.

Ya en la consulta, la doctora decidió hacerle un TAC y cuando recibió el diagnóstico no se lo podía creer, pensaba que la médico estaba de broma.

En ese momento, su oncóloga (a la que llama “su ángel de la guardia”) le explicó con todos los detalles lo que estaba sucediendo: la colaboradora de Telecinco tiene un cáncer, además hay metástasis y ahí fue cuando Mila empezó a tener miedo, ante lo que podría suceder. Los médicos se sentaron con ella y le explicaron que, cuando un cáncer está localizado es más fácil ya que se dispara y ya, pero en su caso no hay manera de disparar.

Mila tiene esperanzas de curarse del cáncer

En el caso de Mila Ximénez, su cáncer está todo ramificado, en el hígado, en el pulmón… Pero, la colaboradora de Telecinco está esperanzada, ya que los médicos le han asegurado que lo han pillado “a tiempo”.

La gran preocupación para la colaboradora de Telecinco era explicarle a su hija, que vive en Holanda y no podía desplazarse por la pandemia del coronavirus, lo que estaba sucediendo. Mila ha vuelto a repetir que Alba es la persona que más quiere en el mundo, siempre ha querido protegerla de todo lo que hay a su alrededor, tenerla en una especie de burbuja y que nada le hiciera daño, cualquier cosa que a ella le roza a la propia Mila le destroza.

Entre lágrimas la colaboradora de Telecinco reconoció que nunca pensó que iba a tener que pasar por esto. Además, ante la mirada emocionada de sus compañeros, Mila admitió que la vida de su hija se desequilibró cuando recibió la noticia, que su vida empezó a tambalearse.

Pero, el apoyo de Alba ha sido fundamental para Mila, ya que en el momento en el que pudo no dudó en viajar desde Amsterdam hasta Madrid, para poder ir con su madre a su primera sesión de quimio.

Sigue la página Telecinco
Seguir
Sigue la página Televisión
Seguir
Sigue la página Sálvame
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!