Ana Obregón se prepara para pasar uno de los veranos más difíciles de su vida, después de la pérdida de su hijo Álex Lequio hace dos meses, quien falleció luego de dos años luchando contra el Cáncer. La cantante, después de la misa funeral dedicada a su hijo, donde estuvo rodeada por toda la familia, partió a Palma de Mallorca, en búsqueda de la paz y el equilibrio. Pero en la casa familiar cada espacio le recuerda a su hijo, lo que hace que sea más difícil superar el dolor y la tristeza.

Ana Obregón recuerda a su hijo en las redes sociales

La cantante volvió a las redes sociales, específicamente a Instagram, donde le agradeció a sus seguidores por el apoyo que le han manifestado por el duro momento que está pasando desde que perdió a Álex, pero pidiendo que respeten su dolor y que la dejen pasar estos días de luto y dolor con su familia.

Después del funeral celebrado en la Parroquia Nuestra Señora de La Moraleja, donde estuvo acompañada por amigos y familiares, Ana Obregón compartió una conmovedora carta en la red social, en la que afirma que Álex vivirá para siempre en los corazones mutilados de quienes lo quieren.

La foto del último verano con su hijo Álex Lequio

Ana Obregón decidió compartir con sus seguidores otro recuerdo con su hijo: una fotografía del verano pasado, que fue el último verano que pasaron juntos ella y su hijo. En la foto aparecen ella y Álex en la piscina, quien la sostiene en sus hombros, ambos muy sonrientes y reflejando el buen momento que estaban pasando juntos. Una imagen hermosa, que sin duda hizo más intenso el dolor que puede estar sintiendo y que se ve reflejado en las palabras con las que acompañó la publicación.

En el texto, Ana escribió: Verano 2.019, Cuando la vida era vida. Este breve texto lleno de dolor y de tristeza, ha recibido miles de comentarios de aliento de sus seguidores, familiares y amigos, quienes no dudan ni un momento en brindarle su apoyo ante los difíciles momentos por los que está pasando.

Preocupación en la familia de Ana Obregón

Los familiares de Ana Obregón se han mostrado muy preocupados por la tristeza que embarga a la cantante, y que temen que no pueda superar.

Por eso, no la han dejado sola en El Manantial, la casa familiar en Mallorca, que es un refugio familiar y en dónde vivió momentos especiales en compañía de su hijo. Ahora, en la casa rodeada de familiares, deberá hacerle frente a los recuerdos de su hijo, que se encuentran en cada espacio de la casa.

Ana siente que su vida se ha acabado luego de la muerte de Álex, pero su familia espera que pueda tener la fortaleza necesaria para superar el dolor y que pueda convivir con la tristeza de haber perdido a un hijo y la alegría que él representaba en su vida.

Solo el tiempo es quien logrará que este dolor se pueda superar, y Ana Obregón siempre ha sido una mujer fuerte.

Sigue la página Telecinco
Seguir
Sigue la página Televisión
Seguir
Sigue la página Sálvame
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!