La presentadora de Televisión Ana Obregón ha pasado por uno de los peores días de su vida al tener que despedirse de su hijo, Álex. A pesar de que el joven falleció por culpa de un Cáncer a mediados del pasado mes de mayo, el funeral no pudo ser hasta ahora. La presentadora y actriz de televisión decidió que en esta triste despedida no podía evitar hacer un emotivo homenaje a través de su estilismo: la actriz lucía una versión, en color negro, de un vestido que solía llevar cuando estaba embarazada y le gustaba mucho a su hijo. Tras terminar el estado de alarma por el coronavirus, la presentadora de televisión y el padre de su hijo, el colaborador Alessandro Lecquio, pudieron rendir homenaje a su hijo que murió el día 13 de mayo en Barcelona tras dos años de lucha contra la enfermedad del cáncer.

La presentadora de televisión estaba muy unida a su único hijo y lo ha querido demostrar con su estilismo

La iglesia de Nuestra Señora de la Moraleja, en la urbanización madrileña, fue el lugar elegido para celebrar un funeral en homenaje al joven empresario, para que sus familiares y amigos le dieran su último adiós al joven que falleció a mediados del mes de mayo por culpa del cáncer. Varios compañeros de televisión han arropado a Ana en un momento tan duro como este.La semana pasada el joven habría cumplido 28 años de edad y su madre ha demostrado siempre que ha podido, a través de sus redes sociales, que no se puede olvidar de su hijo. Ana Obregón decidió que para un homenaje tan triste, necesitaba un estilismo que le permitiera homenajear a su único hijo, al que estaba muy unida.

El estilismo de la presentadora de televisión era un homenaje a su hijo

La presentadora de televisión eligió un bonito vestido “mini” negro realizado en crepé, con escote palabra de honor con transparencias y con un lazo confeccionado en raso y mangas de tul. El diseño estaba firmado por Alejandro de Miguel, al que considera su diseñador favorito.

Este vestido tiene un significado muy especial para la presentadora ya que es una versión de un vestido que la propia presentadora solía ponerse en el año 1991, cuando estaba esperando a su hijo, y que se había convertido en uno de los vestidos favoritos del joven. Además, en esta prenda había bordado, sobre la tira de raso de la zona del escote con el nombre de su hijo, justo al lado del corazón.

Por otro lado, en la mascarilla negra, Ana lucía la letra A bordada en color rojo en el lado derecho, mientras en el lado izquierdo lucía un corazón. Muchos detalles que dejan claro que la presentadora de televisión no se puede olvidar de su querido hijo

Ana quiso dar las gracias a los medios de televisión presentes en el funeral

A pesar de que el día fue muy duro para ella y para todas las personas que querían al joven, la presentadora logró sacar fuerzas para enviar un mensaje a los medios de comunicación que estaban en la puerta de la iglesia. Antes de entrar e iniciarse el funeral, Ana quiso enviar ese mensaje, acompañada en todo momento por su hermana Amalia y por la novia de su hijo, Carolina: se giró y se llevó la mano a la zona del corazón como muestra de agradecimiento por todas las muestras de cariño que ha recibido a lo largo de estas semanas.

Entre los asistentes al funeral hubo personalidades del mundo de la televisión como Terelu Campos, el compañero durante años de la propia Ana, Ramón García acompañado de su mujer, Patricia, Boris Izaguirre, Susana Uribarri (que fue representante de la propia Ana), Luis Rollán… todos se centraron en dar ánimos a Ana que ha perdido a la persona más importante de su vida: su hijo. Y todo por culpa de un cáncer contra el que llevaba luchando dos años.

Sigue la página Telecinco
Seguir
Sigue la página Televisión
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!