La conocida actriz de Televisión y teatro, Rosa María Sardá, ha fallecido hoy a la edad de 78, según ha informado el equipo de prensa de a Academia de Cine. La ganadora de dos goyas en la categoría de mejor actriz de reparto por las películas “Sin vergüenza” y “¿Por qué lo llaman amor cuando quieren decir sexo?” llevaba desde el año 2014 luchando contra un Cáncer. En ese año le diagnosticaron un cáncer linfático y tuvo que poner en un segundo plano su actividad tanto en el teatro como en el cine. A última vez que apareció en televisión, casualmente, fue el pasado día 27 de abril en el programa de laSexta, “Lo de Évole” donde quiso hablar de su enfermedad sin censuras.

La última entrevista en televisión de la actriz fue una declaración muy dura sobre el cáncer

Según sentenció la actriz, ella no estaba luchando contra nada. No se puede luchar contra la enfermedad del cáncer ya que es invencible. No se puede luchar. El secreto es que las personas que se ocupan de ti atinen, más o menos, con los medicamentos que te tienen que dar. No es un partido a ver quién consigue ganar, ya que el cáncer siempre acaba ganando.

Rosa María Sardá pasará a la historia de la televisión española por su trabajo como humorista, actriz y presentadora. Además, dejó un gran testigo a las futuras generaciones como directa de teatro. Comenzó su carrera como actriz de comedia, pero en los últimos años había trabajado su faceta como intérprete de drama tanto en lengua castellana como en catalán.

Nacida en la ciudad de Barcelona en plena posguerra (en el año 1941) en medio de una familia de artistas: su hermano pequeño es el conocido presentador Javier Sardá y estuvo casada con Josep Maria Mainat, uno de los miembros del conocido trío de comedia “La trinca”.

Uno de sus hermanos falleció por culpa del sida en la década de los años ochenta por lo que estaba muy concienciada ante una enfermedad que fue un estigma para los enfermos.

Se inició como actriz de manera autodidacta en un grupo de teatro aficionado del barrio popular de Horta. En el año 1962 decide dar el salto a actriz profesional y su primera obra de teatro fue “Cena de matrimonios” escrita por Alfonso Paso.

Durante los años ochenta y noventa fue uno de los rostros más populares de la televisión

Su época más brillante fue durante los últimos años de la década de los años ochenta con títulos como “Moros y cristianos” del director Luis García Berlanga.

Igualmente, tiene varios éxitos en televisión como los programas “Ahí te quiero ver” o “Olé tus vídeos” que la convierten en un rostro muy popular en los hogares españoles. Igualmente, se encargó de ser la maestra de ceremonias de los premios más importantes del cine español, “Premios Goya”, en las ediciones de 1993, 1998 y en el año 2001.

También fue la presentadora de la última sección de la gala emitida en televisión en las ediciones de los años 2009 y 2010. En el teatro ha protagonizado títulos como “La casa de Bernarda Alba” de Lorca o “Wit” de Margaret Edson. En el año 2017, en medio de toda la polémica independentista, la actriz rechazó la Cruz de Sant Jordi y la entregó después de haberla recibido en el año 1994 por parte de la Generalitat catalana.

Aunque para la mayoría del público era una actriz de comedia, tanto en la gran pantalla como en la televisión, también había desarrollado una importante carrera dramática realizando papeles de madres coraje, enfermas en fase terminal, periodistas muy comprometidas con las causas sociales o activistas que estaban en serio peligro.

Ahora suenan con más fuerza las palabras que pronunció en el programa de Jordi Évole: ella no estaba viviendo la mejor etapa de su vida con 78 años, con esa edad no se está viviendo el mejor momento. En su caso, estaba enferma, más o menos. Padecía un cáncer, aunque los médicos ya no saben ni dónde y se lo acaban inventando.

Sigue la página Televisión
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!