Ana Obregón, una de las presentadoras más queridas de la Televisión, aún no se había recuperado de la muerte de su hijo Álex por culpa de un Cáncer, cuando ha tenido que decir adiós entre lágrimas y con mucho dolor, a un ser muy querido por toda la familia: Luna, la perra que llevaba más de una década en la familia y que era del propio Álex. La presentadora ha escrito un mensaje en las redes sociales que preocupa y mucho, a sus seguidores: pide cada noche que muy pronto se vuelva a reunir con ellos.

Sin duda, la presentadora de televisión, que siempre se ha mostrado con una gran sonrisa y muy positiva, está pasando el peor momento de su vida.

Hace solo unas semanas, fallecía por culpa del cáncer su único hijo, Álex, con tan solo 27 años de edad. Y, ahora, le tiene que decir adiós a Luna, la perra que era la mejor amiga de su hijo.

La presentadora de televisión ha visto como solo queda ella de la familia que construyeron los tres

Ana Obregón, la presentadora de televisión que siempre ha mostrado una sonrisa y “buen rollo” está viviendo el peor momento de su vida: después del fallecimiento de su único hijo, Álex Lequio, con tan solo 27 años de edad y tras dos años luchando contra un cáncer, la actriz se ha visto obligada a decir “adiós” a la mascota del joven que llevaba toda la vida en casa acompañado a la familia, en las buenas o en las malas.

Obregón recuerda que cuando el joven tenía 13 años le regaló una fotografía dedicada en la que salían los tres. En aquel momento, eran una familia llena de amor y siempre estaban los tres juntos. La propia Ana, a través de sus redes sociales, ha subido dos fotografías en blanco y negro: una de ellas del propio Álex acompañado de la perrita y en otra imagen aparecen los tres en una época que parece muy lejana.

Los seguidores de la conocida presentadora de televisión se han preocupado mucho por una frase de su texto

La presentadora de televisión se ha mostrado muy emocionada y triste asegurando que Lunita, como se llamaba la perrita de la familia, estuvo esperando a Álex durante meses a que volviera a casa, pero él nunca lo hizo (en referencia a que el joven tuvo que marcharse a principios del mes de marzo a Barcelona para iniciar un nuevo tratamiento contra el cáncer, pero falleció a mediados de mayo).

La presentadora de televisión está convencida de que el animal falleció por la pena, por no poder estar a su lado. Y para terminar un texto muy emotivo, Ana Obregón está segura de que ahora los dos están corriendo juntos en la eternidad. Pero una frase ha provocado que los seguidores de la presentadora de televisión se preocupen y mucho por su estado de salud.

Ana, una de las estrellas de la televisión más queridas por la audiencia, reconoce sentirse huérfana sin sus dos seres más queridos

A pesar de que el texto de la carta es más largo, una frase ha alarmado a los seguidores de la actriz: Ana reconoce que pide cada noche que muy pronto pueda estar con su hijo y su perrita, para poder volver a ser aquella familia que eran.

No sabe cómo expresar el dolor que siente.

Aquí, Ana Obregón se siente muy huérfana de hijo y de su mejor amiga. A ambos les echa de menos de manera infinita. Sin duda, este nuevo varapalo en tan pocos días ha complicado el estado anímico de la famosa presentadora de televisión, muchos de sus seguidores han querido mandarle muchos ánimos y le han escrito palabras cargadas de consuelpo. Muchos desean que la presentadora tenga un motivo, dentro de poco, para volver a sonreír. Y no dudan en recordarle que tiene muchas razones para hacerlo, no tiene que perder esa alegría que siempre le ha caracterizado y ha sido el icono para toda una generación.

Sigue la página Televisión
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!