Pues parece que lo de ‘calumnia que algo queda’ está más en vigor que nunca ya que, a pesar de la evidencia, todavía se sigue insistiendo en que Jorge Javier Vázquez montó en cólera el pasado ‘Deluxe’, por el discurso populista de Belén Esteban, cuando todo el mundo ha podido ver que en realidad fue al acusarlo ella de no haber vivido la pandemia, motivo por el que, según ella, opinaba de forma diferente a la suya.

En este país de ‘Rinconete y Cortadillo’, que se ha dejado seducir tantas veces a lo largo de los siglos por cantos de sirena, no es de extrañar que a pesar del dislate de Belén Esteban el pasado sábado, muchos se hayan posicionado a su favor, incluso algún presentador de la cadena, que sibilinamente se postula desde hace tiempo como la nueva ‘Gran esperanza blanca’ y está impaciente por presentar realities con éxito: ‘Supervivientes’, sin ir más lejos, que el mozo pica alto.

Una Cumbre por la Paz

Se tenían que volver a ver las caras y como el espectáculo debe prevalecer, en ‘Sálvame’ montaron su primera ‘Cumbre por la Paz’ con la de Paracuellos vociferante y volviendo a querer dar su speech, reclamando la atención del director del programa, mientras Jorge Javier estaba fuera de escena. Ella insistía en lamentar no haber poder ido a trabajar a ‘su’ programa por prescripción médica, señalando a David Valldeperas, para que dijera si ella no había estado dispuesta a hacer lo que le pedían e incluso más.

Cuando fue su turno y con ella en la Sala de Autoridades viéndolo todo, pero sin poder intervenir. Jorge Javier Vázquez declaraba estar muy tranquilo en su decisión y procedía a explicarse, ante la audiencia y compañeros, dos de ellos: Gema López y Antonio Montero, claramente en su contra, mientras Lydia Lozano que hacía de moderadora y cuyo marido Charly, luce en público la mascarilla ‘patriótica’ del líder de VOX, se mantenía en silencio: ‘No me arrepiento de haberme ido, porque hubiera sido peor si me hubiera quedado’.

Un detalle curioso fue que cuando Marta López le preguntó al presentador cómo veía que Belén le hubiese dicho que él no había vivido la pandemia, se oía de fondo a Belén Esteban decir de forma muy chulesca: 'Otra vez con el rollo ¡Colega!', sin que nadie le hiciera caso.

Belén Esteban abandona enfadada la Sala de Autoridades

Las caras de la colaboradora, mientras el presentador argumentaba y la dejaba a los pies de los caballos, eran la confirmación de quien ha ido a por lana saliendo trasquilado.

Jorge Javier acabó la frase que el sábado dejó inconclusa: ‘A mí lo que me cabreó fue que me pusiera en una torre de marfil. Ella ha estado en su casa cobrando su sueldo íntegro y lo que ella ha vivido es porque se lo han contado. No ha vivido nada’.

La de Paracuellos gritaba: ‘Qué injusto’ y acto seguido abandonaba la sala. Ya en plató y frente a quien le había cantado las cuarenta, ella seguía con cara de pocos amigos y mientras el presentador le preguntaba si pensaba dejar ‘Sálvame’ por haber tenido otras ofertas y ella le contestaba que las ofertas las tenía de antes: ¿Crees que vas a seguir en ‘Sálvame’?

y ella replicaba: ‘No lo sé, tengo que pensar mucho, Jorge. Tengo que pensar en mí’.

Minutos antes había respondido a Carlos herrera, mirando a cámara, que ella no tiene contrato de exclusividad con Telecinco: ‘Carlos, yo no tengo exclusividad con Telecinco. Cuando quieras me puedes llevar a tu programa de radio’. Jorge Javier y ella acabaron saludándose con los codos, sin que en ningún momento la colaboradora dejase de hacer muecas de enfado.

Sigue la página Coronavirus
Seguir
Sigue la página Telecinco
Seguir
Sigue la página Televisión
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!