La llegada de los concursantes del reality “Supervivientes” ha provocado momentos de gran tensión. Los periodistas y algunos curiosos esperaban a los finalistas en el aeropuerto de Adolfo Suárez-Barajas (Madrid) y la tensión aumentó hasta un punto que los agentes de policía tuvieron que intervenir.

La edición de Supervivientes 2020 ha sido la más extrema de la historia del formato en España

Los cinco concursantes que todavía están en la carrera por ser el ganador o ganadora de la edición “Supervivientes 2020” ya han llegado a España. Lo han hecho a lo largo de la mañana de este mismo martes y bajo unas medidas de seguridad verdaderamente extremas junto a todo el equipo de producción del reality más seguido de Telecinco.

Pero, en esta ocasión, la llegada ha sido tan tensa que los agentes de la Policía Nacional han tenido que intervenir para evitar males mayores.

El equipo de producción de Supervivientes tuvo que gritar a los periodistas y la tensión fue a más

El problema empezó cuando los periodistas y paparazzis se amontonaron en el hall del propio aeropuerto y en las conocidas como “zonas de acceso” y era muy difícil mantener los dos metros establecidos como medida de seguridad para evitar contagios del coronavirus. A pesar de su intervención, se acabaron viviendo momentos de mucha tensión mientras los miembros que forman parte del equipo de producción del reality acompañaban a los cinco supervivientes no pudieron evitar gritar a los periodistas que no se acercaran más y los nervios aparecieron a pesar de la experiencia por parte del equipo.

Hay que recordar que los concursantes y los miembros del equipo de Supervivientes Honduras no saben bien cómo está la situación en España con el coronavirus y el miedo al contagio es real.

Los cinco concursantes que llegan a la final de Supervivientes no pudieron evitar la cara de sorpresa al ver la que se había montado

Los concursantes que se juegan la final, como son Rocío Flores, Barranco (MYHYV), Hugo Sierra (Gran Hermano), Ana María Aldón y Jorge, no podían evitar la cara de sorpresa y no estaban muy seguros de lo que podían o no hacer.

Los cinco llevaban mascarilla y guantes siguiendo las medidas más restrictivas para evitar el contagio del coronavirus. Su llegada a la capital madrileña ha estado marcada por el desconcierto ante la situación que estaban viviendo, totalmente inédita. Ahora la propia productora tiene muchas dudas sobre lo que pasará con los concursantes y donde tendrán que pasar la cuarentena establecida por el Estado de Alarma decretado por el Gobierno, hasta que tenga lugar la final de la edición de Supervivientes 2020, la semana que viene.

Ana María Aldón, que ya estaba muy sensible durante los últimos días en la isla, estaba protegida con gafas de sol y con una gorra, además de la mascarilla que es obligatoria desde hace casi una semana.

A pesar de ello, el agobio era visible en la diseñadora. Ya saliendo del propio aeropuerto, a la joven Rocío Flores se le cayó la maleta, pero la nieta de la épica Rocío Jurado no dudó en recogerla con rapidez y se montó en el coche que le esperaba para trasladarla, según se supone, a un hotel para que esté aislada del mundo. Pero, a pesar de todas las medidas por parte del equipo de la productora, el revuelo en el aeropuerto ha sido enorme y las imágenes no han tardado en ser comentadas a través de las redes sociales. Los seguidores del programa tenían muchas ganas de ver la llegada al aeropuerto Adolfo Suárez- Barajas de los concursantes finalistas de la edición “Supervivientes 2020” a España, pero no han dudado en criticar duramente el revuelo montado.

Sigue la página Telecinco
Seguir
Sigue la página Televisión
Seguir
Sigue la página Supervivientes
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!