Kiko Matamoros ha explicado en el plató de Sálvame lo feliz que está en su nueva vivienda junto a su pareja, desde hace más de un año, la joven influencer Marta López Álamo. Lo polémico no es que la pareja resida en uno de los barrios más elitistas de Madrid, sino que a pesar de los numerosos problemas económicos del colaborador, ha decidido pagar 3.500 euros al mes.

Los colaboradores de Sálvame consideran que Kiko paga un alquiler muy alto

El colaborador de Telecinco y la joven modelo se han ido a vivir al barrio de Salamanca desde que iniciaron su relación de pareja poco antes de que se iniciara el Estado de Alarma decretado por el Gobierno por culpa de la pandemia del coronavirus.

Sus compañeros de Sálvame no han visto con buenos ojos que, a pesar de los graves económicos que tiene con Hacienda, se haya mudado al elitista Barrio de Salamanca y pague un desorbitado precio por el alquiler de la vivienda que comparte con su joven pareja.

Marta habló del piso en MTMAD

El colaborador de Sálvame no ha tenido ningún problema a la hora de dar explicaciones sobre la desorbitada cifra económica que paga cada mes por el piso en el que convive con su pareja, la influencer Marta López Álamo. El apartamento, al que se mudaron justo antes de aprobarse el decreto del actual Estado de Alarma para frenar la expansión del coronavirus, está localizado en el elitista Barrio de Salamanca en el centro de la ciudad de Madrid, y la pareja ha mostrado en muchas ocasiones que está encantada en esta nueva casa.

Marta López ha explicado en la plataforma de MTMAD que el piso aún está bastante vacío ya que lo tienen que decorar, además el confinamiento no les ha permitido hacer las compras que precisaban para decorar su casa como les gustaría. Ambos quieren decorarla poco a poco. Los sofás los tienen de manera provisional.

La decisión de vivir en el centro ha sido por parte de la modelo, ya que, por su trabajo como influencer es mucho más fácil vivir en el centro de la ciudad.

Sobre la vivienda, Marta admite que está muy bien, pero no es ningún casoplón ni nada parecido, tiene una plaza de garaje, tres estancias, una pequeña terraza que para Marta es fundamental para poder tomar el sol o compartir una cena durante las noches de verano.

La joven admite que no se puede quejar de nada. El piso está bastante bien, admite que ambos están muy contentos. Todavía no han colgado ni los cuadros ni la Televisión por culpa del confinamiento.

En Sálvame no dudaron en recordar a Kiko sus problemas con Hacienda

En el plató de Sálvame, Kiko contestó varias dudas de sus compañeros; fue la joven la que quiso vivir en el centro de Madrid. El piso tiene 170 metros cuadrados, más o menos, y paga la cantidad de 3.500 euros de alquiler mensual. Una cifra que ha provocado que algunos compañeros, como es el caso de Miguel Frigenti, se quedasen blancos. El joven periodista no pudo evitar comparar el piso de Kiko con el suyo, que está en el barrio de Villaverde y por el que paga la cantidad de 750 euros al mes.

Eso sí, Kiko ha querido dejar claro que el precio se ajusta completamente a su nómina ya que él tiene tres nóminas. Hacienda se lleva su parte y Kiko está haciendo frente a su deuda mes a mes. Y además, está pendiente del juicio que tendrá lugar dentro de un año.

Sigue la página Telecinco
Seguir
Sigue la página Televisión
Seguir
Sigue la página Sálvame
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!