Hace menos de una semana, la prensa nacional ha tenido que comunicar una complicada noticia: la pérdida de Álex Lequio con tan solo 27 años. "Se apagó mi vida", escribía su desolada madre Ana Obregón, en las redes sociales cuando la sociedad conocía la triste noticia. Todo el entorno del hijo de Lequio evitó dar detalles sobre la enfermedad contra la que ha estado luchando durante dos años.

Un cáncer inusual que acabó con Álex Lequio

La periodista de 'Sálvame', Laura Fa, fue la primera en pronunciar el nombre de la enfermedad contra la que Álex Lequio luchó contra viento y marea: Sarcoma de Ewing.

Esta enfermedad es un tipo de cáncer denominado como 'raro' que afecta a los huesos, especialmente en los de la pelvis o la pierna, según refleja la plataforma online de Mayo Clinic. El diagnóstico de este tipo de enfermedades es realmente complicado. Para diagnosticar esta enfermedad es recomendable la opinión clínica de un gran volumen de patólogos en sarcomas. Al año se diagnostican cinco casos en España y entre 200 y 300 casos en Estados Unidos, por lo que los laboratorios apenas investigan sobre una posible cura.

Los síntomas de la enfermedad

Los síntomas de esta enfermedad son variados pero los más comunes son el dolor, la hinchazón y la sensibilidad de la zona afectada y su alrededor, así cómo dolor de huesos, el cansancio extremo, la fiebre y la pérdida de peso.

Ana García Obregón, en la primera entrevista hablando sobre la enfermedad de su hijo, comentó que todo comenzó con un fuerte dolor de espalda durante seis horas que terminó en una visita a Urgencias a la Clínica Ruber de Madrid. Según la Asociación Española contra el Cáncer, este sarcoma es más frecuente en niños y adolescentes y tiene una tasa de supervivencia bastante elevada pero disminuye a medida que avanza la edad del paciente.

El agresivo tratamiento

El tratamiento para terminar con esta enfermedad es bastante agresivo: combinaciones de varios medicamentos, quimioterapia y hasta cirugías localizadas. El hijo de Lequio y Obregón no ha podido superar la enfermedad y ha fallecido en Barcelona, dónde estaba recibiendo un nuevo tratamiento de ensayo clínico.

"En su caso, el tumor ya se había expandido y por eso ha terminado en Barcelona, sometido a este tipo de tratamiento que suelen ser como una ruleta, porque cuando lo ofrece un médico es que ya han tirado la toalla", explicaba el Doctor Cardona en el portal Vanitatis hablando del joven.

Álex también se desplazó al comienzo de la enfermedad al centro médico Memorial Sloan Kettering Cancer Center, con sede en Nueva York, para probar una terapia que en esos momentos no estaba disponible en nuestro país, la prontoterapia: un tipo de radioterapia que ahora sí se encuentra entre nuestras fronteras.

Sigue la página Telecinco
Seguir
Sigue la página Televisión
Seguir
Sigue la página Sálvame
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!