La diseñadora Ágatha Ruiz de la Prada realizó una entrevista este fin de semana en “Sábado Deluxe” y una frase le podría haber costado una gran cantidad de dinero. Por esa razón, ha tomado la decisión de retractase ante la posible demanda por parte de su ex- pareja, Pedro Jota Ramírez.

Este mismo lunes, el director de medios de comunicación Pedro J. Ramírez comunicó que iba a presentar una demanda en contra de su ex-mujer y madre de sus dos hijos pequeños, Ágatha Ruíz de la Prada, por pronunciar que el ex-director de “El mundo” había dado positivo en la enfermedad que todo el mundo teme: el Coronavirus.

De esta manera, la guerra entre Pedro Jota Ramírez y la diseñadora se vuelve a recrudecer

El detonante de esta nueva batalla ha sido que la diseñadora, en medio de la entrevista, confirmó que el fundador del periódico digital “El Español” había dado positivo en el test de Coronavirus. Y, consideró que la culpable fue su actual mujer, la conocida abogada Cruz Sánchez de Lara. Además, con sentido del humor, Ágatha aseguró que a Jota le vendría bien el virus del 8M, ya que su actual esposa representa muy bien a las feminazis. Estas palabras sobre el posible contagio de su ex-marido fueron el detonante de una nueva guerra, entre ambos.

La diseñadora no tardó en enviar un comunicado al programa 'Sálvame' aclarando lo que había dicho

Estas palabras no hicieron ni pizca de gracia, al que fue su compañero sentimental durante más de dos décadas y anunció una demanda contra la que fue su mujer y madre de sus dos hijos pequeños, Tristán (que está pasando la cuarentena por culpa del COVID-19) y la mediática Cósima.

Tras conocer que el equipo legal del empresario estaba preparando la demanda, Ágatha Ruíz de la Prada se ha querido retractar y no ha tardado en enviar un comunicado, que ha sido leído en el programa “Sálvame”, donde ha querido aclarar sus palabras y ha dado un paso atrás sobre las afirmaciones, que había pronunciado días antes sobre el supuesto positivo de su ex- pareja.

Según la diseñadora, cuando le preguntaron por la posibilidad de que su ex-marido estuviera enfermo, ella no quería relacionar la supuesta enfermedad con ninguna actividad llevada a cabo por su esposa. Por otro lado, su mujer no estuvo presente en la manifestación del pasado 8 de marzo. Tampoco utilizó la palabra “feminazi” de una manera peyorativa, su intención no era ofender, ni al movimiento, ni a una persona en particular.

Su expresión era en medio de una comunicación coloquial, sin querer deslegitimizar un movimiento que ella respeta, ni la actuación que llevan a cabo sus seguidoras. Y se ha retractado sobre lo que dijo, tanto de Pedro Jota Ramírez, como en Cruz Sánchez de Lara.

Sigue la página Sálvame
Seguir
Sigue la página Supervivientes
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!