Anabel Pantoja, colaboradora de ”Sálvame” está pasando la cuarentena en Canarias lejos de su familia. La joven está acompañada de su pareja y después de valorar los pros y contras, ambos han decidido posponer la fecha de su boda por lo que pueda suceder.

La sobrina de la famosa tonadillera, con todo el dolor, ha considerado que lo mejor que puede hacer en estos momentos es cancelar su boda, que iba a tener lugar este mismo mes de junio, y dejarlo para cuando todo vuelva a la normalidad y se pueda. Igualmente, ha entrado en “Sálvame” para contar como está viviendo el clan Pantoja el confinamiento provocado por el COVID-19.

Anabel está pasando la cuarentena en Canarias junto a su novio, Omar

La grave crisis provocada por el COVID-19 ha sumido a medio mundo en una cuarentena, de manera forzada, que ha provocado un cambio de rutinas y la cancelación de una gran cantidad de planes. Ahora, es el momento de quedarse en casa y cuidarnos para evitar seguir aumentando el número de personas contagiadas y de fallecidos, cifras que siguen aumentando cada día.

Anabel Pantoja entró por videoconferencia este mismo jueves en el programa en el que colabora, “Sálvame” y ha contado como está viviendo a cuarentena en Canarias acompañada de su pareja, Omar. Está completamente aislada, como sucede con el resto del país, pero en permanente contacto con el resto de miembros de su familia.

Además, en el caso de la sobrina de la famosa tonadillera, esta crisis ha provocado que tome la decisión totalmente “in extremis” que va a modificar sus planes durante los próximos meses y sus sueños. La joven ha explicado que siempre se ha considerado una persona muy responsable y por eso ha tomado una decisión que ve muy necesaria en el momento que estamos viviendo: cancelar su boda que iba a tener lugar este mes de junio.

Anabel prefiere celebrar su boda cuando toda esta crisis haya pasado

La que fue finalista de “El tiempo del descuento " y su pareja han decidido tomar esta decisión, como están haciendo otras muchas parejas por todo el país, de posponer la fecha de su enlace hasta que la crisis haya pasado y todo haya vuelto a la normalidad.

Anabel ya estaba contando los días que le faltaban para poder darle el “Sí, quiero” a su novio, al que llama cariñosamente “mi Negro” pero la crisis provocada por el COVID-19 ha trastocado todos estos planes de la pareja. Anabel, eso sí, quiso mandar un mensaje a toda su familia y amigos: que estén tranquilos, la boda se va a celebrar pero cuando todo haya pasado y se pueda.

Anabel se ha mostrado muy feliz por haber tomado esta decisión, prefiere celebrar un día tan especial para ella cuando el peligro haya pasado y poder disfrutar de cada preparativo, cosa que no podía hacer en estos momentos. Además, la fecha de junio está muy próxima en el calendario y no se sabe lo que podría pasar hasta entonces.

Sigue la página Coronavirus
Seguir
Sigue la página Telecinco
Seguir
Sigue la página Sálvame
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!