El ex-pretendiente de “Mujeres y hombres y viceversa”, Javier Cohen, ha sido condenado por un delito de maltrato animal. El joven ha aceptado una pena de prisión de nueve meses después de dejar a su perra morir de hambre.bLos hechos sentenciados tuvieron lugar en el año 2016.

El joven se hizo popular después de sentarse, hasta en dos ocasiones, en el plató de “Mujeres y hombres y viceversa” como pretendiente, pero su búsqueda del amor nunca tuvo buenos resultados. Javier Cohen se ha tenido que sentar ante un juez y hacer frente a las consecuencias judiciales de sus actos tras haber sido acusado de un delito por maltrato animal.

Según la sentencia, el joven habría dejado morir de hambre a su perro, un ejemplar de raza “bulldog americano”.

Los hechos habrían tenido lugar en el mes de junio del año 2016 cuando Cohen llevó a su perro a una protectora de la localidad de Paterna para que llevasen a cabo el sacrificio del can. El joven no utilizó su nombre, si no uno falso, y aseguró que el perro no era suyo, que solo se lo había encontrado. Cuando la protectora, como debe hacer legalmente, dio parte de lo sucedido a las autoridades competentes, no dudaron en acusar al joven por un delito de maltrato animal en el ámbito doméstico.

El juez le ha condenado a una pena de prisión de nueve meses

En la denuncia que la propia protectora interpuso contra el ex-pretendiente de “MYHYV” se expone que el can, un ejemplar de raza “bulldog americano”, estaba en una situación extrema, totalmente caquéctico, sufriendo una grave deshidratación y enfermo de leishmaniosis que no fue tratada.

Al constatar el estado que presentaba el animal, Modepran tomó la decisión de sacrificarlo. Y, de esta manera, Cohen ha terminado siendo juzgado por estos hechos que fueron denunciados por la Fiscalía de Medio Ambiente de la ciudad de Valencia, que ha sido la encargada de abrir diligencias contra el joven.

En un primer momento, la propia Fiscalía solicitaba 18 meses de cárcel por un delito de maltrato animal en el ámbito doméstico.

El juzgado de lo Penal de la ciudad de Valencia consideró oportuno reducir la pena de prisión después de que el acusado reconociese todos y cada uno de los hecho. Por tanto, el joven ha sido sentenciado a nueve meses de cárcel por un delito de maltrato animal.

Entre otras medidas que recoge la sentencia, el joven tiene completamente prohibido tener animales durante un período de dos años y medio; tendrá que hacer frente a todos los costes del juicio y pagará a Modepran (Asociación por el Movimiento y Desarrollo de la Protección de los Animales) la cantidad de 117 euros para cubrir la responsabilidad civil.

Y, para evitar entrar en la cárcel, Cohen está obligado a realizar un curso de sensibilización-reeducación en habilidades de tipo social.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!