Desde que se hizo pública su relación con Cristiano Ronaldo, la vida de Georgina ha cambiado completamente. De ser una dependienta de una tienda de moda a ingresos millones en su cuenta corriente gracias a asistir a eventos, publicidad o a través de su cuenta de Instagram.

La joven, cuya profesión es ser modelo, posee más de 17 millones de “followers” y su repercusión a nivel mundial ha provocado que sea el objetivo de las grandes marcas. Muy lejos queda aquella chica que trabajaba de dependienta en una boutique de la marca Gucci, en plena milla de oro de Madrid, que se cruzó con Cristiano Ronaldo.

Alto tren de vida

Su vida cambió completamente desde que el astro portugués se cruzó en su camino y, desde entonces, la joven forma parte de un mundo elitista con un alto tren de vida que muy pocas personas pueden disfrutar.

La joven no solo disfruta de los coches y de las impresionantes mansiones que posee el jugador del Juventus, también ha visto como su cuenta corriente particular se inflaba gracias a nuevas fuentes de ingreso que le reportan cantidades económicas muy importantes.

Por ejemplo, hace solo unos días, la joven se convirtió en la gran protagonista de la última edición del reputado Festival de la canción de Sanremo, que celebraba 70 años, un evento en el que la joven destacó como presentador y bailarina marcándose un tango ante la audiencia.

Algunos medios de comunicación italianos aseguran que la joven habría cobrado la cifra de 140.000 euros por esta aparición, aunque más tarde se aseguró que la española habría donado todo ese dinero al Regina Margherita, un centro hospitalario pediátrico de la ciudad de Turín.

Por otro lado, la joven gana grandes cantidades de dinero gracias a su perfil de Instagram, donde tiene 17 millones de followers.

Según el portal “Influencer Marketing Web”, la joven estaría cobrando una cantidad entre los 30.000 y los 50.000 euros, muy lejos de los 8.000 euros que cobraba en el año 2018, cuando tenía una cuarta parte de los seguidores actuales. Además de disfrutar de productos de lujo que le regalan las firmas.

Cobra un caché superior a los 100.000 euros por entrevista

Y, a parte, la joven cobra un caché superior a los 100.000 euros por cada entrevista que realiza y ya lo ha hecho en “Grazia” y “Women´s Health” .

La realidad es que la joven, en el año 2018, se matriculó en un curso de contabilidad y, solo un año más tarde, empezó a trabajar como administradora de uno de los negocios estrella de su pareja, la clínica “Insparya”, especializada en injertos capilares, ubicada en Madrid.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!