Adara está contando las horas para reencontrase con su compañero italiano. El último gesto por parte del italiano le ha hecho caer rendida ante su compañero de edición a pesar de todo lo que sucedió durante las fiestas navideñas. El italiano, que sigue dentro de la mediática cada de Guadalix de la Sierra, ha olido el osito de la joven -que está impregnado en el perfume que usa Adara- que fue un regalo de la ex-azafata cuando tuvo que salir de “El tiempo de descuento”. A ella, ese momento, le ha encantado.

Desde que salió de la casa de “El tiempo del descuento”, Adara está muy atenta sobre lo que pasa dentro de la casa. Se han cumplido tres semanas desde que la ganadora de “Gran Hermano VIP 7” tuvo que abandonar el concurso donde se ha reencontrado con su enamorado, Gianmarco, después de unas fiestas navideñas complicadas por las discusiones que han vivido en los platós de televisión. En esta nueva oportunidad, ambos han vivido su amor y Adara salió con las ideas mucho más claras.

Adara ha tomado la decisión de romper su noviazgo con el padre de su hijo, Hugo Sierra, después de intentar seguir con la relación

Y, desde entonces, la ex-azafata está muy pendiente con todo lo que sucede dentro de la casa y, más si tiene que ver con el italiano, que todavía sigue dentro de la mediática casa de Guadalix de la Sierra.

Mientras Gianmarco sigue con su rutina dentro del concurso, Adara no deja de apoyarle en todo momento y está deseando a que el italiano salga del concurso para saber que ocurrirá con la relación después de todo lo que han vivido dentro de la casa.

Cada día, la joven está muy atenta a lo que dice y hace el modelo italiano. Durante las últimas horas, por ejemplo, el joven ha tenido un bonito recuerdo para Adara ante el cual la joven no ha podido hacer más que caer rendida.

Antes de salir de la casa, Adara decidió dejarle un compañero para hacerle más fácil la espera, un osito de peluche que impregnó en su perfume, para que el italiano pudiera acordarse de ella cada vez que lo oliese.

En esta ocasión, el italiano ha cogido el peluche, un muñeco que siempre tiene encima de su cama, lo ha olido y le ha salido un fuerte suspiro recordando a la joven ex-azafata.

Adara admite que este tipo de gestos le encanta, que coja el peluche y lo huela, ya que eso es una demostración de que no se ha olvidado de ella

Gianmarco no deja, dentro de la casa, de hablar sobre lo que siente hacia la joven, de la que asegura haberse enamorado y se suele confesar con su gran apoyo dentro de la casa, el Maestro Joao. El gesto le ha gustado tanto a Adara que no ha dudado en compartir la imagen a través de sus stories en Instagram.

Adara ya no quiere esconder lo que siente, a pesar de que prefiere llevar las cosas con la mayor cautela posible y espera a que él salga de la casa para ver si la relación puede salir adelante.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!