Como siempre, todo tiene un lado oculto o por lo menos eso es lo que ha revelado una youtuber conocida como Patrizienta, quien había intentado entrar a La isla de las tentaciones y estuvo a punto de firmar el contrato.

La youtuber quería ir a la isla

Según la youtuber, fue a través de Internet el contacto con Mediaset para formar parte del programa y aunque no le explicaron mucho de lo que implicaba, fueron los productores los que más bien le pedían información a ella y de su novio. Hizo la entrevista vía Skype y según Patrizienta le preguntaron hasta detalles íntimos de su vida en pareja.

Tanto así que la youtuber se asustó por tantos datos privados que pedían.

A pesar de todo, la youtuber quería participar en este tipo de reality, pero en realidad no comprendía muy bien qué era lo que iba a hacer o qué tenía que estar dispuesta a hacer. La información era muy pobre de detalles acerca de la isla, solo le dijeron que estaría con otras Parejas en un lugar paradisíaco y que además ganarían mucho dinero. El contrato también implicaba presentarse en programas televisados como Sálvame.

En la isla probarían su noviazgo

Aunque faltaba información, la youtuber decidió ir con su novio a la entrevista más decisiva.

La grabaron en un vídeo que ha sido usado en el programa para algún tipo de publicidad, según afirma la youtuber.

Según Patrizienta, allí le explicaron que el noviazgo sería probado en ese programa para ver si en verdad aguantarían en la relación, ante la presencia de solteros que nunca habían conocido. Al parecer Patrizienta y su novio quedaron en el casting y podían firmar el contrato para ir a la isla.

La youtuber filtra el salario de los concursantes en ‘La isla de las tentaciones’

Lo que ganarían en el programa era más o menos así: hospedaje y comidas, incluido el viaje y un salario de más de mil euros. Cuando la youtuber escuchó la oferta, le pareció increíble gana mucho más.

Patrizienta y su novio perdieron el tiempo, rechazaron el contrato a través de un mensaje debido a que ese sueldo era de risa para todo lo que implicaba.

Trasladarse a un lugar desconocido y convivir allí con personas también desconocidas es demasiado.

También el hecho de que la productora gana una fortuna en publicidad como lo hace Telecinco y que estarían usando su imagen para ganancias millonarias fueron algunas de las cosas por las que la youtuber no aceptó esa pobre oferta. Una youtuber en realidad por estar en su casa gana mucho más dinero y sin estar viajando a una isla.

Quizás por la falta de información desde un principio la pareja intentó llegar hasta el casting, pero si de un principio hubiera estado claro lo del pago no habrían perdido el tiempo ni haber molestado a la producción.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!