El estreno del nuevo reality de Telecinco, “El tiempo del descuento”, ha hecho que Rocío Flores haya regresado al plató de televisión donde se convirtió en una verdadera sorpresa. La joven superó como sobresaliente el papel de defensora de su padre, Antonio David Flores, durante su participación en Gran Hermano VIP 7”.

La joven ha vuelto con las ideas muy claras. Y, lo primero que ha querido dejar claro es que va a defender a su padre “con uñas y dientes” sin cortarse: el primero al que le ha cantado “las cuarenta” ha sido el hermano de Gianmarco, Luca Onestini.

Antonio David Flores y Gianmarco pasaron de una gran amistad a no se llevarse nada bien

Uno de los encuentros más deseados dentro de la casa de Guadalix de la Sierra ha sido la de Antonio David Flores (“Sálvame”) y Gianmarco Onestini. Durante su convivencia en “Gran Hermano VIP 7”, ambos compartieron una gran amistad; pero, hoy en día, no se llevan nada bien.

El encuentro entre ambos ha estado cargado de reproches y numerosas críticas, la tensión acabó siendo extrapolada al propio plató del programa, donde Rocío Carrasco volvía a tener el papel de defender a su padre con mucha fuerza y con muchísimas ganas de cualquier comentario negativo.

Rocío Flores ha vuelto a un plató de televisión, en medio de las negociaciones para formar parte de “Supervivientes 2020” y lo ha hecho con mucha fuerza.

La joven fue la gran revelación en televisión del año 2019 y Mediaset no quiere perder la oportunidad de que forme parte de sus programas.

Rocío tiene las ideas muy claras

La joven ha llegado con las ideas muy claras y ha protagonizado un tenso encuentro con el hermano de Gianmarco. Rocío, lo primero que quiso dejar claro, es que el modelo tiene su misma edad y parece más pequeño por sus actitudes.

Y, no ha dudado en estallar ante la defensa que estaba llevando a cabo el hermano del modelo, Luca, que ha vuelto a pisar el plató de “Gran Hermano VIP 7” después de enfrentamiento con el presentador, Jorge Javier Vázquez, que llevo a este último a considerarlo una persona no grata en el programa.

Rocío tenía claro que nadie iba a poner en duda la gran credibilidad de su padre tras dos décadas trabajando en los platós de televisión, después de que Luca asegurase que Antonio David había vendido a su propio hermano.

Rocío, que cada vez estaba más alterada, ha querido recordar que su padre se ha ganado su posición a base de trabajo, de falso no tiene absolutamente nada.

Pero, ante la tensión que estaba viviendo el plató, Rocío decidió no seguir para no hacer daño a la imagen de su padre. Incluso, no entró a los piques del modelo italiano que buscaba que la joven saltase y perdiese los papeles. Pero, Rocío volvió a demostrar su madurez.

Sigue la página Sálvame
Seguir
Sigue la página Supervivientes
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!