Adara ya no está en la mediática casa de Guadalix de la Sierra, pero aunque solo ha estado una semana, su paso por el reality ha dado para mucho. Por ejemplo, la joven se ha dado un beso con su enamorado, el modelo italiano Gianmarco Onestini, y la joven se derrumbó. Según la ganadora de “Gran Hermano VIP 7”, aunque entró con la clara idea de salvar la buena relación con Hugo -el padre de su hijo-, cuando ve a Gianmarco no se puede controlar. A pesar de estar muy pocos días dentro de la casa, Adara no ha podido evitar que sus sentimientos hacia Gianmarco hayan vuelto a surgir.

La intención de ambos era entrar en la casa donde surgió su historia de amor y mantener una relación lo más cordial posible después de todas las acusaciones, por ambas partes, durante las fiestas navideñas. Pero los dos jóvenes no han podido frenar lo que sienten. Al principio, la pareja no paraba de reprocharse cosas, tanto las que ocurrieron dentro de la casa como fuera. Adara le llegó a acusar de inventarse una historia mientras ella aún estaba en Guadalix, pero al final, las miradas, los gestos cargados de complicidad y las caricias han provocado que el amor vuelva a surgir entre ambos.

Incluso la noche del abandono de Adara, el italiano se quería marchar con ella.

Ambos han confesado que se quieren, incluso Adara llegó a asegurar en el plató que estaba enamorada del italiano

Gianmarco ha dejado claro que cada vez que mira a su compañera de reality se derrite y le llegó a asegurar que tenía muchas ganas de estar con ella. Incluso, le propuso salir juntos esa anoche, pero Adara le pidió que se quedase, ya que ella debe sopesar todo lo que está pasando y necesita tiempo.

El acercamiento ha tenido lugar durante los últimos días de estancia de Adara.

Tanto que, a pesar de las tiranteces iniciales, ambos han acabado besándose. Un acto que provocó que Adara se echase a llorar, ya que la joven confesó que su idea era arreglar las cosas con Hugo Sierra, el padre de su hijo y al que dejó por su relación con Gianmarco en “Gran Hermano VIP 7”.

La joven aseguró que pensaba que iba a poder controlar lo que sentía, pero no ha sido así. Ha vuelto a cometer los mismos errores, cuando ella lo que quería realmente era salvar la relación con el padre de su hijo, pero esta idea parece que se ha ido a la basura en menos de 24 horas.

El regalo de Gianmarco a Adara

A pesar de ese bajón, la joven ha querido disfrutar de las últimas horas en la casa sin decirle en ningún momento a Gianmarco que ella se iba a marchar este domingo. El joven le quiso hacer un regalo a su enamorada, pero Adara prefirió que se lo entregase fuera, sin cámaras delante. De esta manera, ambos volverán a verse y podrán tomar una decisión sobre su relación.

Sigue la página Telecinco
Seguir
Sigue la página Televisión
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!