El nuevo acercamiento entre Kiko Jiménez y Estela Grande en “El tiempo de descuento” ha traído consecuencias, al menos, para la pareja formada por la Estela Grande y el colaborador de televisión, Diego Matamoros. Este último, que ya aseguró hace unos meses que iba a dejar a su mujer por su comportamiento, ha decidido tomar una decisión ante los hechos.

El matrimonio formado por Diego y Estela ha pasado por una semana complicada después de que la joven modelo haya vuelto a estar en el centro de todas las miradas por su comportamiento con Kiko Jiménez, actual novio de Sofía Suescun, y después de la publicación de ciertas informaciones que aseguran que la pareja no es tan estable como intentan “vender”.

La relación se habría caracterizado por tiras y aflojas a lo largo de estos años

Estela le aseguró, hace solo unos días, al colaborador de televisión que para ella, después de todo el escándalo tras su salida de “Gran Hermano VIP 7”, su historia con Kiko no había sido nunca un error. Estas palabras, además de su comportamiento mucho más cómplice y cercano con el colaborador de “Mujeres y hombres y viceversa”, no han sentado nada bien a su marido, Diego Matamoros, aunque ha querido gritar a los cuatro vientos su amor hacia Estela.

Este jueves, en la gala en directo de “El tiempo de descuento”, Diego Matamoros ha dejado claro que, a pesar de lo que se dice en los pasillos de Mediaset, él seguirá apoyando a su mujer en su participación en el programa y también ha querido dejar claras ciertas cosas sobre su matrimonio.

A pesar del acercamiento que están viviendo Estela y Kiko Jiménez, Diego tiene claro que seguirá apostando por el futuro de su matrimonio. Y, ha desmentido totalmente los rumores que aseguraban que la pareja se había separado (o, incluso, divorciado) antes de que Estela volviera a entrar en la casa.

Para ello, el joven ha enseñado muy orgulloso su anillo de casado y recordando que se casó muy enamorado de su mujer.

Kiko habría ido con un objetivo muy claro a la casa: limpiar su imagen

Diego Matamoros ha querido dejar muy claro que el único culpable de toda esta situación es Kiko Jiménez que tiene un objetivo: que su relación con Estela de que hablar.

Su estrategia, en esta nueva entrada en la mediática casa de Guadalix de la Sierra, ha sido reconciliarse con su mujer, darle a Diego en la cara con la reconciliación y poder limpiar su imagen que, después de “Gran Hermano VIP 7” salió bastante mal parada. Igualmente, Kiko ha tenido en todo momento una ayudante a la hora de organizar esta estrategia: su novia Sofía Suescun.

Pero, para desgracia de la pareja, el plan no les ha salido nada bien, pues contaban con un Diego enfadado, que repitiese los errores de “GH VIP 7” y él ya está “en otra onda”. Y, sobre las declaraciones de su padre, Kiko Matamoros, entiende que habrá cosas que no le gustarán, pero es muy duro con ella y debería bajar un poco el acelerador.

Sigue la página Sálvame
Seguir
Sigue la página MYHYV
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!