Adara parece que no se aclara ni ella misma. Si hace unos días sorprendía a propios y extraños al besar a Hugo Sierra, padre de su hijo y su pareja fuera de la casa, después de hablar muy mal de él y hacer pública la mala convivencia que llevaban en Palma de Mallorca. Ahora, la concursante deGran Hermano VIP 7” ha sorprendido a propios y extraños al declararse a su compañero italiano, Gianmarco, al que le ha asegurado que quiere que la espere.

El reencuentro más esperado de 'GH VIP 7'

Fue, sin duda, el momento más esperado por la audiencia de “Gran Hermano ViP 7”: el reencuentro entre Adara Molinero y Gianmarco después de todo lo que había sucedido hace una semana.

Y, además, los telespectadores eligieron, a través de la app del programa, que sería el italiano el que permanecería una noche en la casa de Guadalix de la Sierra. Tras esta decisión, Adara se fue al búnker para darle un abrazo a su compañero especial.

Un encuentro bastante más frío de lo esperado, en el que los dos estuvieron hablando de lo que había pasado hacía unos días y sobre los cambios de opinión que había protagonizado la propia Adara.

A pesar de que los telespectadores se esperaban algo más, el programa terminó y ninguno de los dos había dado un paso adelante. Por supuesto, todo el mundo estaba pendiente de lo que sucediese en el canal 24 horas de “GH VIP 7”. Entonces, se pudo ver a una Adara mucho más cercana y abierta con Gianmarco.

Las dudas parecía que empezaban a desaparecer.

No ha habido besos entre Gianmarco y Adara durante la noche

A pesar de las muestras de cariño, la pareja no se ha dado ni un solo beso en la boca, ante la sorpresa de la audiencia que esperaba más. Pero, el beso que se dio Adara con Hugo Sierra en la gala anterior es algo que el italiano no es capaz de entender y sigue siendo un importante punto de conflicto entre los dos.

Pero, Alba Carrillo tiene su propia teoría sobre lo que está sucediendo dentro de la casa: Adara tiene mucho más claras las cosas que lo dice, pero está cagada ante las repercusiones que podría tener. No puede someterse a una persona por tener un hijo con él, solo debe estar con una persona por amor, nada más.

La pareja no paró de mostrarse el cariño que se tiene a través de mimos y abrazos. Pero, Gianmarco tenía claro que las cosas no eran como antes: no quería volver a decepcionarse ante el comportamiento de Adara. El beso con Hugo le había dolido demasiado.

Adara intentó defenderse asegurando que, en un primer momento, pensaba que el italiano no iba en serio. Pero, ahora, le iba a esperar. Y, que no la iba a perder cuando saliera de la casa. Eso sí, en ningún momento se besaron en la boca, aunque si se dieron muchos abrazos, arrumacos y mimos, además de miradas cargadas de amor.

Sigue la página Telecinco
Seguir
Sigue la página Televisión
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!