Este jueves fue la gran final de “Gran Hermano VIP 7” y las finalistas recibieron visitas de personas que quieren. Por ejemplo, Alba Carrillo esperaba que fuera su novio, el presentador Santi Burgoa. Pero, no fue así. Mientras Mila Ximénez, por ejemplo, ha podido ver y abrazar a su gran amigo Kiko Hernández y Adara Molinero volvió a ver a su 'querido' Gianmarco, la modelo no se encontró con Santi, como ella habría querido.

La joven recibió la visita de su compañero y tertuliano en 'Ya es mediodía'

En lugar del presentador fue Miguel Ángel Nicolás, su compañero en "Ya es mediodía", el que subió a la famosa casa.

La modelo se ha mostrado muy agradecida por el detalle de su compañero que le llevó un mensaje de su novio en el que le dejaba claro que estaba muy orgulloso de ella y de su paso por el programa. A pesar de ello, la modelo hubiera preferido que su novio fuera a darle un abrazo, un beso, pero se ha conformado con esto.

La joven se encontró que su novio no quiso estar presente en la final de su chica, aunque la modelo estuvo acompañada de su mediática madre y de sus amigos más cercanos. Eso sí, la victoria se la acabó llevando Adara y ella quedó un digno segundo lugar.

Ahora, Alba pasará unos días disfrutando de su hijo Lucas, nacido de su noviazgo con el deportista Fonsi Nieto, su familia y, claro está, su pareja, Santi.

Además, ambos son compañeros en Mediaset, por lo que no tardarán en coincidir por los pasillos de la cadena.

Alba Carrillo y Santi se conocieron en el plató de “Ya es mediodía”. En un primer momento, vivieron su relación con mucha discreción, ya que, el periodista no es muy seguidor de la prensa del corazón.

Pero, después de varias fotografías en las redes sociales... la relación fue confirmada por la propia Alba.

Santi se ha sentido molesto por la presión de los medios

La modelo entraba en la casa de Guadalix de la Sierra el pasado mes de septiembre, cuando llevaba unos seis meses saliendo con el presentador de “Cuatro al día”.

Alba ha reconocido que conoció al periodista un día que se acercó al plató de “Ya es mediodía” para promocionar su programa y, desde ese día, tuvieron varias citas. En su momento, la modelo logró que no transcendiera a los medios.

Las primeras citas tuvieron lugar en la propia casa de la joven, para que los paparazzis no pudieran hacerles fotos. Por ejemplo, se tomaban unas pizzas y disfrutaban de la presencia el uno del otro. A lo largo de los tres meses de concurso la joven ha demostrado que no ha sido capaz de olvidarse de Santi y lo ha mencionado en varias ocasiones.

Mientras tanto, Santi no ha querido dar explicaciones e incluso se ha mostrado molesto por la presencia de fotógrafos en la puerta de su casa.

Igualmente, han surgido rumores sobre la vida de Santi mientras Alba está en la casa, por ejemplo, que saldría con otras chicas y no tiene ningún interés en seguir con esta relación.

Sigue la página Telecinco
Seguir
Sigue la página Televisión
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!