La famosa autora de la exitosa saga de Harry Potter, J. K. Rowling, ha sido acusada de transfóbica por una serie de comentarios que ha escrito en su Twitter. Todo empezó cuando la famosa escritora, de 54 años, quiso defender a una mujer que despidieron de su puesto de trabajo a causa de una serie de opiniones sobre su autopercepción de género y sexo, algo que ha llamado mucho a sus seguidores, quienes la han llegado a acusar, sin ningún tipo de filtro, de ser una feminista radical y ser transfóbica.

La autora ha escrito un tuit a favor de una mujer despedida por su punto de vista sobre la transexualidad

La escritora decidió mostrar todo su apoyo a una mujer llamada Maya Forstater, que ha perdido su puesto de trabajo por llegar a decir que una mujer transgénero no puede cambiar su sexo, desde un punto de vista biológico, y que es imposible que un hombre se convierta en una mujer, de un día para el otro.

La escritora escribió un comentario que le ha costado numerosas críticas asegurando que cada persona se puede vestir como quiera, puede cambiar el nombre y llamarse como quiera. Puede acostarse con cualquier persona adulta de manera consentida. Y, todos deberíamos vivir la vida en paz y completamente a salvo.

Pero, no se puede obligar a una mujer a abandonar su puesto de trabajo por el simple hecho de decir que el sexo es algo real.

Varios de sus seguidores trans se han mostrados dolidos con la escritora

Muchos usuarios de las redes sociales no dudaron en compartir las palabras de la novelista y la gran mayoría han reconocido haber sufrido una gran decepción con la escritora.

Incluso, algunos de sus seguidores trans quisieron recordarle que crecieron leyendo sus libros y los utilizaron como una vía de escape. Incluso, algunos eligieron nombres de personajes de la saga para iniciar su nueva etapa vital. Y, ahora, son testigos de la posición de la autora. A favor de las personas que odian a las personas trans y que se muestran intransigentes con ellos.

Incluso, varias madres de niñas y niños trans han recriminado la actitud de la escritora, asegurando que les había roto el corazón por estar a favor de una discriminación como esta. Por eso, lo mejor que podría hacer la escritora es ponerse al día de la realidad trans e informarse.

Sin duda, un escándalo para los seguidores de la escritora que, en realidad, pensaban que era una persona mucho más abierta de mente y que estaba a favor del colectivo LGBTBI+. Eso sí, también, ha tenido defensores que aseguran que la escritora, lo único que quería decir, es que no se puede despedir a una persona por su forma de pensar o por la perspectiva que tenga sobre un asunto, ya que, estaríamos hablando de censura y de trato discriminatorio.

Sigue la página Televisión
Seguir
Sigue la página Series
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!