Adara Molinero está viviendo una de las semanas más intensas en su paso por esta séptima edición de Gran Hermano VIP, y no solo porque pueda ser la próxima expulsada de la casa de Guadalix de la Sierra (tras salvarse Mila Ximénez el pasado martes), sino por la situación que atraviesa con Hugo Sierra, el padre de su hijo, y Gianmarco, el exconcursante que cada vez siembra más dudas en torno a sus verdaderos objetivos.

Como viene siendo habitual, ayer Carlota Corredera visitó la casa y tuvo ocasión de preguntar a Adara sobre sus intenciones una vez abandonase el concurso. La madrileña señaló que su expulsión podría ser inminente y ya se está preparando para reaccionar a las situaciones que se encontrará tanto en su vida privada, como en los platós de Telecinco: “Me dice mi intuición que a lo mejor me voy […] Lo que me preocupa más ahora es ver a mi bebé”.

Según Adara, después de reencontrarse con su bebé (el cual apenas tiene unos meses de vida), se pondría en contacto con su familia, a fin de conocer la situación actual y lo que ha venido sucediendo durante las últimas semanas tras los muros de la casa de GH VIP 7.

Adara: “Luego a mi pareja (Hugo Sierra) y Gianmarco después”

La madrileña siente inquietud por el desarrollo que hayan podido tener los hechos durante su estancia en la casa, especialmente tras la expulsión del italiano, tanto es así que preguntó la semana pasada al público si comprendían su actitud y que no pudiera controlar sus sentimientos.

A esta pregunta, apenas un 56% respondió afirmativamente, dejando entrever una profunda división entre la audiencia que sin duda tendrá su repercusión a la hora de emitir el voto de cara a la próxima expulsión.

Con todo, y pese a que ha remarcado que ambos merecen hablar con ella, no deja de ser llamativo el hecho de que eligiera este orden: en primer lugar, el hombre a quien sigue refiriéndose como “su pareja”, para después hablar con el polémico exconcursante.

Adara: “Me gustaría preguntarle al público si Gianmarco me está esperando todavía”

La última declaración al respecto que Adara Molinero nos ofreció deja entrever cuál es su principal preocupación (después de su propio hijo, por supuesto). En principio, podemos esperar que ambos retomen lo que empezaron en GH VIP, pese a que Gianmarco no cuenta con la aprobación de la familia de Adara, como sentenciaron Jesús Molinero, su padre, y Pili, la tía de la concursante.

Recordemos que dentro de la casa el italiano sigue generando cada vez más desconfianza entre las concursantes, siendo Mila Ximénez la que parece querer dar su voto de confianza, pues como recogimos ayer mismo, Alba Carrillo y Noemí Salazar recordaron que Gianmarco lo intentó con varias de ellas y, aparentemente, podría estar buscando notoriedad de cara a seguir beneficiándose en los diferentes programas de Mediaset.

Sigue la página Telecinco
Seguir
Sigue la página Televisión
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!