Isa Pantoja no ha aguantado más la presión y acabó derrumbándose en “El programa de Ana Rosa”. La hija pequeña de la famosa tonadillera y colaboradora de Telecinco ha tenido que ser tranquilizada por la propia presentadora ante el estado en el que estaba. Para la joven, estos días están siendo verdaderamente duros: se quedó completamente sola durante la presentación de su primer trabajo musical y está protagonizando una serie de peleas mediáticas con su madre, su prima y su hermano Kiko.

La joven colabora como tertuliana con el programa “El programa de Ana Rosa” y ha terminando derrumbándose ante las cámaras e, incluso, la propia Ana Rosa Quintana tuvo que tranquilizarla. La periodista abrazó a la joven y le aseguró que debía estar tranquila, ya que "todo se soluciona por muy grave que sea".

La última guerra de la familia se inició con la no asistencia de la tonadillera a la presentación de la joven como cantante en una discoteca de Madrid

Para Isa Pantoja, la no asistencia de su madre en el acto de presentación de su primer single ha sido un duro muy grande para ella, ya que, al mismo tiempo que la joven actuaba en una discoteca, su madre llamaba a “Gran Hermano VIP 7” para defender a su sobrina, Anabel, que estaba nominada y acabó siendo la primera expulsada de este año, ante la sorpresa generalizada.

A eso se suma el desencuentro con su cuñada, Irene Rosales, que llegó a llamarla sinvergüenza en pleno directo. Todo esto ha provocado que haya explotado una guerra entre los hijos de Isabel Pantoja con graves acusaciones por ambas partes.

Actualmente, Isa tiene muy malas relaciones con su hermano, su cuñada (que la ha insultado en público) y con su madre, y la joven no lo entiende

Isa Pantoja empezó a decir que no entendía la posición de su madre, ya que ella la quiere y su madre a ella.

¡No te pierdas las últimas noticias!
Haz clic en el tema que más te interese y te mantendremos al corriente con aquellas noticias que no debes perderte.
Telecinco Televisión

No entiende que su madre haya tomado esta decisión y nunca ha dicho nada malo sobre su madre ni sobre su hermano. Ella ha tenido que aguantar muchas noticias falsas sobre su persona y su madre ha sacado cosas a la luz para hacerle daño. En ese momento, la joven estaba hecha un mar de lágrimas y Ana Rosa fue a abrazarla intentando consolarla ante el dolor que está sintiendo.

La joven reconoce que lleva una semana fatal, y que nunca le habían afectado tanto las críticas.

Ana Rosa intentó llevar el papel de mediadora y le recomendó a la tonadillera que se pusiera al teléfono, que hablase con su hija, ya que ambas "estaban pasando muy mal toda esta historia", asegurando que dos personas que realmente se quieren, no se pueden estar haciendo daño. Sin duda, la familia Pantoja está pasando un mal momento familiar con demasiadas disputas y la joven parece ser la que sale peor parada de la guerra.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más