Según recoge la revista Lecturas, Kiko Jiménez y Sofía Suescun han intentado llevar al plató la vida real y han acabado uno en los calabozos y otra prestando declaración a la policía. La pareja de moda en Mediaset ha tenido que declarar ante el juez tras un altercado con unos agentes en Marbella.

Por lo que parece, Kiko Jiménez ha pasado una noche en el calabozo de la policía judicial y desde El Programa de Ana Rosa han podido tener acceso en exclusiva al informe policial que se les ha abierto tanto a Sofía Suescun como a su nueva pareja, el exviceverso.

Kiko y Sofía tuvieron un altercado en Marbella hace unos días

Sofía Suescun ha dado su versión en Televisión días después de este suceso, afirmando que quiso entrar en un sitio de conciertos muy lujoso de Marbella y que la policía se lo impidió. Al verse en este panorama, tanto ella como su novio, intentaron acceder por otra puerta y eso hizo que la policía los detuviera y les pidiera identificación, algo que Sofía no llevaba encima y ahí fue donde tuvieron el problema.

Sofía contó públicamente que la policía los trató muy mal y que la cogieron como si se tratara de una delincuente y que por ello Kiko grabó toda la situación, ya que la consideró injusta y ahí fue donde la policía le quitó el teléfono tras la actitud chulesca de la pareja. Ambos terminaron en comisaría por un delito de desacato a la autoridad.

Detenidos por desacato a la autoridad, tuvieron una actitud altiva en el juicio

Finalmente el lunes tuvo lugar la celebración de un juicio rápido y aquí es donde la versión policial contradice a la de los viceversos, ya que sostiene que los jóvenes se encararon con la policía asegurando que eran famosos con muchos seguidores y que estaban grabando un vídeo para sus redes sociales, algo que es ilegal.

¡No te pierdas las últimas noticias!
Haz clic en el tema que más te interese y te mantendremos al corriente con aquellas noticias que no debes perderte.
Telecinco Televisión

Aparte, en un determinado momento Sofía Suescun había tenido malas formas con un agente y diciéndole que si no tenía nada que hacer. Y que no dejaba de repetir que era famosa y que se iba a conocer todo esto en los medios al día siguiente.

La pareja decidió saltarse un dispositivo policial y tuvieron un enfrentamiento con los agentes de policía asegurando todo el tiempo que eran personajes públicos incluso amigos de la organizadora de Starlite.

Sofía Suescun no paraba de decir que era famosa y que todo lo que estaba pasando se iba a saber al día siguiente en los medios de comunicación y por otra parte, Kiko Jiménez negó el desacato a la autoridad, pero sí que ha reconocido que grabó con su móvil lo que estaban haciendo con Sofía Suescun y que el policía estaba haciéndole daño en el cuello.

Añadió a la declaración que tiene unos ingresos de casi 4.000 € al mes y que es una persona pacífica que vive de su imagen.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más