Rihanna puede convertir en oro todo lo que toca. Prueba de ello son la línea de maquillaje Fenty Beauty y su colección de moda. La firma de ropa incluye una serie de camisetas que han vuelto locos a los fanáticos de la polifacética cantante.

El problema es que estas prendas, presentadas por Fenty este martes en la tienda pop-up que la de Barbados abrió en el Soho de Nueva York, contienen un mensaje que los seguidores de la artista han malinterpretado.

'No more music', el mensaje malinterpretado

La frase en cuestión que figura en las camisetas, "No more music" ("No habrá más Música"), ha sido malentendida de forma generalizada, y este hecho ha logrado que estas sencillas prendas se hayan hecho virales.

El mensaje ha provocado un ataque de pánico en la legión de fans de la ex de Chris Brown.

Pero antes de que todo se saliera de madre, Rihanna ha aclarado que solo es "una broma pesada". "Es lo más cerca que estarán de mi música hasta que salga el disco", ha dicho la estrella a sus adeptos, conminándolos a que compren las camisetas.

Lo cierto es que Rihanna sabe hacer negocio hasta con unas simples camisetas. Mientras, sus fans siguen esperando su nuevo disco desde que hace cuatro años, en enero de 2016, la intérprete sacara el exitoso álbum 'Anti'.

Los jugosos negocios de la cantante

Pero la diva del R&B pide a sus admiradores que no se alteren, puesto que tiene que compaginar la realización de su próximo trabajo de estudio con otras actividades. Después de todo, sus impacientes seguidores tienen la suerte de que se trata de un disco de Rihanna, y no del grupo de metal progresivo Tool. Más de un fan de RiRi hubiera perdido ya el juicio si a su ídolo le pasara como a la banda de Maynard James Keenan.

Las camisetas tienen un precio de 230 dólares cada una, lo que las convierte en un negocio bastante redondo, sobre todo para Rihanna, que además tiene una línea de lencería llamada Savage X Fenty.

¿Piensas perderte estas noticias?
Pincha en el botón de abajo para mantenerte actualizado sobre las noticias que no te puedes perder, tan pronto como ocurran.
Televisión

Y es que Rihanna es cantante por encima de todo, pero como muchos otros intérpretes, compagina su vida artística con su faceta empresarial, en la que emplea pequeñas triquiñuelas, fuegos de artificio y otros variado trucos. Convertir una serie de camisetas en un troleo en toda regla a sus seguidores y admiradores ya convierte a la colección en la nueva sopa Campbell. Sí, la de Andy Warhol.

Dónde quedan las horas de estudio

Y si no, las ventas dirán lo contrario.

Las razones económicas pueden no ser artísticamente correctas, pero el arte siempre se ha movido en los mercados del dinero. Toda acción artística tiene su reacción en el público y parece que Rihanna tienen claro que este tipo de colecciones le otorgan un valor añadido a toda su obra musical y audiovisual.

De este modo, las horas de estudio las puede compaginar con ser empresaria, pero llevando un ritmo mucho menor. Según la propia Rihanna, antes podía pasar tres meses seguidos grabando canciones y esto le permitía sacar un disco cada poco tiempo.

Ahora, que tiene que atender tantas actividades al unísono, no es lo mismo.

No obstante, hablamos de la artista femenina más rica del mundo, según las últimas estimaciones de la revista Forbes.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más