El Festival de la Canción de Eurovisión 2019 ha acabado con la victoria de Países Bajos, que era el candidato favorito de las casas de apuestas con un 45% de probabilidades. El ansiado micrófono de cristal fue para la canción interpretada por Duncan Laurence, "Arcade", que se impuso sobre Italia, que consiguió la medalla de plata. España, en cambio. quedó en la vigésimo segunda posición con Miki y "La venda".

Anuncios
Anuncios

La balada holandesa, escrita por el proprio ganador, habla de un desamor que Laurence vivió cuando era más joven. Duncan De Moor, verdadero nombre del vencedor, nació el 11 de abril de 1994 en Hellevelloetuis. Saltó a la fama cuando participó en la quinta edición de la versión local del talent show 'La Voz', llegando a las semifinales. Durante la rueda de prensa posterior a la gala final del Eurofestival, celebrada este sábado en la ciudad israelí de Tel Aviv, ha declarado ser bisexual.

Anuncios

La crónica de la gala

Los veintiséis países finalistas fueron presentados como si acabaran de aterrizar en Israel, siendo recibidos en el escenario por cuatro de los artistas que han representado al país de Oriente Medio en Eurovisión: Dana International, ganadora del certamen en 1999 con la pieza "Diva" y que repitió en 2011; Ilanit, que fue la primera representante del país de la estrella de David en el lejano 1973 y que luego volvió en 1977; Nadav Guedj, que participó en la edición de 2015, que tuvo lugar en Viena; y Netta Barzilai, ganadora en 2018 con la celebérrima "Toy".

¡No te pierdas las últimas noticias!
Haz clic en el tema que más te interese y te mantendremos al corriente con aquellas noticias que no debes perderte.
Televisión Operación Triunfo

Después de la presentación, los artistas fueron pasando uno a uno por el escenario del Centro de Exposiciones de Tel Aviv para cantar las propuestas musicales de sus países. Entre las actuaciones caben destacar las de Albania y Serbia por el nivel vocal de sus cantantes, el show al estilo burlesque de Chipre, las lágrimas del representante israelí, la transgresora puesta en escena de Islandia y, finalmente, Australia, que fue la más ovacionada por el público presente en el recinto.

Nuestro representante, el ex triunfito Miki, actuó en último lugar, tras Australia. Vestido con una camiseta y unos pantalones de color negro, el catalán estuvo impecable a nivel vocal, sin fallar ni una sola nota. En la puesta en escena, el de Terrassa estuvo excelente, adueñándose del escenario y logrando transmitir lo que pedía nuestra propuesta: una fiesta.

Un intermedio estelar

Después de Miki, llegó el intermedio.

Anuncios

Los primeros en actuar fueron la ganadora del certamen en 2014, la austriaca Conchita Wurst, el ganador de 2015, Måns Zamerlöw, la chipriota Elena Foureira, que quedó segunda en la pasada edición y Verka Sedurchka, que consiguió la medalla de plata por Ucrania en 2007.

Los cuatro tuvieron el reto de intercambiarse sus temas eurovisivos. Así, Conchita cantó "Héroes" de Måns Zemerlöw. Éste, en cambio, cantó la famosísima "Fuego" de Foureira, mientras que a la chipriota le tocó la irreverente "Dancing Lasha Tumbai", defendida en su día por la drag queen ucraniana, que en esta ocasión tuvo el honor de versionar el tema ganador de la anterior edición, "Toy".

Anuncios

Tras este desafío, los cuatro, junto a Gali Atari, cantaron el mítico tema "Halleluja", que dio a Israel su segunda victoria en Eurovisión. Después del número del mentalista Leor Suchard, llegó el momento de Netta que, ataviada con un vestido corto con plumas amarillas, presentó su nuevo sencillo, "Nana Banana".

Y finalmente llegó Madonna

Tras un breve resumen de las actuaciones de los 26 participantes, llegó el turno de la diva del pop, Madonna. Vestida como si fuera una amazona, con unas trenzas rubias y un parche en el ojo, la cantante italoamericana interactuó antes con uno de los presentadores, Assi Azar, e hizo que el público cantara el estribillo de "Music", uno de sus sencillos más conocidos, afirmando después que "la música une a los pueblos".

Tras esta breve intervención desde la grada, Madonna cantó, acompañada por un coro de monjes, su celebérrimo hit "Like a prayer", que este año celebra su trigésimo aniversario. Luego, interpretó junto con el rapero norteamericano Quavo su nuevo single, que lleva por título "Future".

Las votaciones del jurado

Después de la intervención de Madonna, las presentadoras Bar Refaeli y Lucy Ayoub pararon el televoto y llegó el momento de las votaciones del jurado de cada país, que se sustanciaron de esta manera: Suecia con 239 puntos, seguida por Macedonia del Norte con 237 y por Países Bajos con 231. España cerraba en esos momentos la lista con tan solo siete puntos, seis otorgados por Bielorrusia y uno por Rusia.

Finalmente, el televoto cambió el ranking de los expertos, concediendo 261 puntos al representante holandés, Duncan Laurence, que se alzaba así con la victoria al sumar un total de 492. Miki obtuvo 53 puntos de los espectadores, teniéndose que conformar España con el quinto puesto por la cola.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más