Dieciocho países han luchado en la segunda semifinal del Festival de la Canción de Eurovisión 2019, celebrada este jueves en Tel Aviv, para conseguir uno de los diez pases disponibles para la final. En esta gala, Alemania, Francia e Italia han podido votar a través del televoto.

La crónica de la gala

Después de un breve resumen de lo que pasó en la primera semifinal, la gala empezó con la portentosa voz de Srbuk, la representante de Armenia, que deleitó al público con el tema que lleva por título "Walking out".

Irlanda, con su puesta en escena de estilo vintage, fue la segunda en actuar, seguida por la balada de Moldavia, cantada por Anna Odobescu.

Suiza, una de las favoritas para ganar este año, hizo bailar a todos los presentes en el Centro de Exposiciones con la arrolladora "She got me", interpretada por Luca Hänni. Tras el ciclón helvético, llegó la calma de la mano de Letonia con el tema con toques de jazz titulado "That Night".

La sensual voz de Ester Peoni, cantando su pieza "On a Sunday", representando a Rumanía, atrapó después la atención de la audiencia.

La dulzura de la danesa Leonora interpretando su himno al amor que lleva por título "Love is forever" abrió la segunda parte de la semifinal. Suecia, otra favorita para llevarse el sábado el tan anhelado micrófono de cristal, emocionó al público presente en el recinto con su tema gospel "Too late for love".

¡No te pierdas las últimas noticias!
Haz clic en el tema que más te interese y te mantendremos al corriente con aquellas noticias que no debes perderte.
Televisión Operación Triunfo

Tras la magnifica actuación del país nórdico llegó el turno de Austria, que pasó casi desapercibida, al igual que Lituania. Croacia, en cambio, ofreció una actuación calificada por muchos de "angelical"; mientras que Malta, con la joven de 18 años Michela, puso a todos a bailar con "Chameleon", uno de los temas que tiene más números para convertirse en banda sonora del verano.

Rusia fue la encargada de abrir la tercera parte con el retorno de Sergey Lazarev, que logró cautivar con su voz interpretando el tema "Scream", convirtiéndose en el cuarto aspirante a conseguir el triunfo en la final.

Albania, por otro lado, emocionó con su pieza de etno-pop, cantada magistralmente por Jonida Maliqui.

Los KEiiNO, representando a Noruega, aportaron una buena dosis de humor con su tema al más puro estilo de ABBA "Spirit in the Sky". Duncan Laurence por los Países Bajos, en cambio, puso la piel de gallina con la intimista "Arcade". Macedonia del Norte impresionó con la balada de corte feminista "Proud" y Azerbaiyán cerró esta segunda tanda de semifinales con el pop electrónico de Chingiz y su "Truth".

Un intermedio mágico

El intermedio estuvo a cargo de la banda musical Shalvá, la cual está formada por jóvenes israelíes con distintas capacidades. Conmovió al público que estaba presente en el Centro de Exposiciones de Tel Aviv interpretando la balada titulada "One Dream". El grupo, que llegó a ser favorito para representar a Israel, el país anfitrión, decidió abandonar la preselección por tener que actuar un sábado, día sagrado para los judíos.

La actuación llegó a emocionar a una de las presentadoras, la modelo Bar Refaeli. Tras el show del conjunto israelí hubo un número de mentalismo a cargo del ilusionista Lir Suchard.

Los 10 finalistas

Después llegó el momento del resultado. Los últimos diez países que consiguen el pase a la gran final del sábado son: Macedonia del Norte, que vuelve a la final después de seis años; los favoritos Países Bajos, Albania, Suecia, Rusia y Azerbaiyán, que regresan después de un año; Dinamarca; Noruega; Suiza, que vuelve también tras tres años de ausencia; y Malta, que retorna a la final después de dos años de sequía.

En cambio, Armenia, Moldavia, Rumanía, Croacia, Lituania, Letonia e Irlanda han sido los países eliminados, aunque es muy probable que todos ellos vuelvan a intentarlo el año que viene.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más