Luego de 2 largos años, Juego de Tronos regresa a la pantalla chica en busca de coronarse con su final como la mejor serie de televisión de la historia.

El furor mundial de Juego de Tronos

Con los años, el avance de las tecnologías, de las plataformas online de streaming y entretenimiento visual, la televisión nunca fue tan irrelevante en la historia como en el año 2019. Sin embargo, un evento televisivo la hace nuevamente la protagonista, y ese es el inicio de la última temporada de Juego de Tronos.

Anuncios
Anuncios

Basada en las novelas escritas por George R.R Martin, es un fenómeno mundial de magnitudes nunca antes vistas. Los seguidores de las casas Stark, Lannister y Targaryen entre otros, fundieron sus ojos en la televisión este domingo para presenciar el inicio del fin de una serie que marcó una década.

Iniciada en abril de 2011, la serie ahora protagonizada por Kit Harington como Jon Snow, el rey del Norte, y Emilia Clarke como Daenerys Targaryen, la presunta heredera del Trono de Hierro de los siete reinos, tuvo un tibio pero no por eso menos interesante inicio.

Con un episodio de poco más de 50 minutos de duración, se pudo presenciar cómo la presunta única heredera legítima del trono, la madre de los dragones Deanerys, aterrizó en Winterfell, con la meta de unirse a los norteños para luchar contra los caminantes blancos que amenazan Westeros.

Los puntos mas altos del primer episodio de la temporada 8

Encuentros y desencuentros sucedieron. Un frío intercambio entre Sansa Stark y su ex esposo, el enano Tyrion Lannister, estratega de la reina que busca afianzar lazos con los Stark. Por otro lado, la más joven viva del clan del norte, Arya, quien tuvo un encuentro con Jon Snow, una de las reuniones más esperadas de todas, así como el encuentro de Jon con su otro hermano Bran. Por primera vez, todos los herederos Stark estaban en su tierra, pero las circunstancias adversas enturbiaron su encuentro.

Anuncios

Por otro lado, Theon Greyjoy, después de liberar a su hermana de su tío, busca la redención en su viaje hacia Winterfell, luchando por el lado de los vivos, ya que en la anterior guerra traicionó a su hermano postizo Robb Stark, lo que le costó a Winterfell la pérdida absoluta contra los Lannister.

Por otro lado, la reina de Westeros que gobierna los siete reinos, Cersei Lannister, quien aceptó unirse a los otros reyes para luchar contra los muertos vivos que amenazan los reinos, planea en las sombras una gran traición de mano del ejército de la Compañía Dorada.

Sin embargo, la revelación más importante del episodio fue la noticia recibida por Jon Snow de su amigo Sam Tarly, el cual le reveló a su amigo y ex compañero de la guardia de la noche, el nombre de su verdadero padre y madre. Rhaegar Targaryen y Lyanna Stark, quienes le dejaron la custodia de su hijo a Eddard Stark. Como tal,

Jon Snow, cuyo verdadero nombre es Aegon séptimo, es el legítimo heredero al trono de hierro, y además es el sobrino de Daenerys. Con esta verdad sobre sus hombros, el protagonista deberá enfrentar a los caminantes que se avecinan en el próximo episodio del domingo 21 de abril.

Anuncios

Haz clic para leer más