El desafío planteado al joven villano Tomura Shigaraki por el Dr. Ujiko parece ser realmente arduo. Después de devolver a los antagonistas de My Hero Academia en el bosque de Niigata con un capricho, el médico quiere ver si la Liga de Villanos es realmente capaz de domar a Gigantomachia. Pero parece que para el grupo hay nuevos problemas en el horizonte y no les será del todo fácil salir de estas complicaciones.

Shigaraki trata de domar a Gigantomachia

El escenario vuelve al bosque donde el grupo fue atacado por Gigantomachia.

Anuncios

Un mes y medio después, a mediados de diciembre, el grupo aún se encuentra en alta mar con Shigaraki tratando en vano de domesticar al monstruo, que está encaprichado en no obedecer las ordenes de Tomura porque no le considera el sucesor de All for One por su inexperiencia.

Debido a sus ritmos frenéticos, Gigantomachia le permite a la Liga de Villanos tomar solo breves descansos de tres horas y causa una rotación en el resto de los miembros. Durante una de estas pausas, Bubaigawara, también conocida como Twice, recibe una llamada telefónica de Giran, y este último no se puede rastrear a pesar de las muchas llamadas del Sr.

Compress. Sin embargo, cuando el villano contesta al teléfono, la voz del otro lado de la línea no corresponde a la de su aliado, sino a la de Re-Destro, el nombre adoptado por el CEO de Detnerat.

Él alienta al grupo a revisar las últimas noticias, donde se revela que se han encontrado varios dedos en algunos lugares importantes para la Liga de Villanos, como la sede de Shin Hassaikai, la estatua de All Might y el sitio de la batalla entre Endeavour y El Nomu. Rikiya Yotsubashi y otros tres admiten que su propósito es destruir a la Liga de Villanos para permitir que su nueva organización, el Quirk Liberation Army, vuelva a brillar y se convierta en el nuevo faro de la lucha heroica. Para hacer esto recurrieron a la tortura hacia Giran, aunque este último nunca abrió la boca y mantuvo fielmente su posición.

Anuncios

El Ejercito de la Liberación del Quirk quiere ser el único enemigo existente para los héroes

La organización se ha preparado meticulosamente durante generaciones y ahora está lista para actuar con la tecnología y los seguidores de su lado. Gracias a un satélite, el Ejército pudo seguir todos los movimientos de Shigaraki y los suyos y ordenó al grupo que apareciera en la ciudad de Deika, en la prefectura de Aichi, de lo contrario se alertaría a los héroes más poderosos que intervendrían para aplastar a los villanos.

El CEO de Detnerat luego pone a Shigaraki a tomar una elección y las opciones son: eligir ser aplastado por el Ejército creado por Destro o por los Héroes. El próximo capítulo de My Hero Academia, es decir, el 224, llegará a la revista Weekly Shonen Jump y a la aplicación MangaPlus el 15 de abril.