Según se ha desvelado en el programa “Socialité”, Isabel Pantoja no solo se va a encontrar con una nueva demanda, también, ha perdido uno de los mayores apoyos que ha tenido a lo largo de sus años más duros: el cantante Miguel Poveda. Según el programa de Televisión, el cantante estaría estudiando seriamente la posibilidad de denunciar a Isabel Pantoja, inicialmente, por una cantidad de 75.000 euros.

El origen de estas diferencias hay que buscarlo en la etapa en la que Isabel Pantoja estuvo en prisión.

Anuncios

Para poder salir, necesitaba desembolsar una cantidad económica alta que, en ese momento, aseguró no poseer. Entonces fueron numerosos los amigos que se movilizaron para recaudar dicha cantidad, entre ellos, el propio Miguel Poveda.

Miguel Poveda habría esperado a que su ex amiga le pagase lo que le debía

En el año 2014, de manera pública, el propio Miguel Poveda desmintió las informaciones sobre el susodicho préstamo. Pero, cinco años después, el cantante asegura que realizó ese préstamo. La cantidad habría estado entre los 175.000 euros y los 200.000 euros, aunque a lo largo de estos años Isabel Pantoja habría devuelto parte.

Pero, faltaría la cantidad de 75.000 euros por pagar.

Además, existe el rumor de que Miguel Poveda no quiere saber nada de la cantante después de escuchar, de manera casual, como ella se dirigía a él con un insulto homófobo. También existió un episodio muy desagradable con una bata de cola: Poveda le pidió una de sus magníficas batas de cola a la cantante como regalo y ella le dijo que si. Pero, a los pocos días, Miguel Poveda recibió una factura de 15.000 euros.

Unos días más tarde se vieron y hablaron del tema.

Anuncios

Delante de la madre de Poveda, Isabel Pantoja, supuestamente, dijo una frase que le dolió en el alma al que había sido su amigo. Desde ese momento, el propio Poveda no quiere saber nada de los Pantoja y habría tomado la decisión, años más tarde, de solicitar judicialmente, lo que un día prestó por hacer un favor a una amiga.

Miguel Poveda pertenece a esa nueva hornada de artistas catalanes que, sin ser criados en Andalucía ni tener sangre andaluza, han logrado hacerse un hueco en el flamenco a base de presentarse a concursos de cante y ganar.

Además, Poveda posee estudios de flamenco cursados en Andalucía y lleva años ganando experiencia en tablaos y teatros de media España. Todo ello le permite ser artistas con todas las de la ley y ser reconocido como tal.