Las polémicas de Kiko Rivera dentro de la casa de Gran Hermano DÚO no cesan desde que llegó al concurso. El dj, que ha vivido dentro de Guadalix de la Sierra el aborto de su mujer, Irene Rosales, y la notificación del embargo del dinero que ganará en Gran Hermano DÚO por Hacienda, ahora se enfrenta a tener que abandonar el reality show más famoso de la Televisión después de que sea una de las partes imprescindibles en un juicio que se celebrará próximamente entre su madre, la tonadillera Isabel Pantoja, y Dulce, la niñera de la casa.

Anuncios

Socialité revela que el dj tendrá que abandonar GH DÚO

Ha sido concretamente el espacio televisivo de María Patiño, Socialité, el que ha informado hoy mismo de que el joven tendrá que salir de Gran Hermano DÚO para acudir a declarar a un litigio a favor de su madre después de que esta haya llevado a los juzgados a Dulce, la que fuera niñera del clan Pantoja y quien asiduamente visita platós de televisión. El día concreto en el que Kiko Rivera tendrá que abandonar la casa de Guadalix de la Sierra será el próximo 25 de febrero pese a que su madre, la cantante Isabel Pantoja, esté haciendo todo lo posible para impedirlo.

Isabel Pantoja intentó posponer la fecha del juicio para no interrumpir las labores profesionales de Kiko

Y es que la tonadillera, según han informado en Socialité, quiso que el juicio se pospusiera con la finalidad de que Kiko Rivera no se viera interrumpido en sus labores profesionales, puesto que tiene un contrato con Gran Hermano DÚO. No obstante, el dj, en apenas una semana, tendrá que salir de la casa para acudir a testificar a favor de su madre después de que esta demandara a Dulce ante los juzgados.

Anuncios

Y es que la propia Isabel Pantoja eligió a su hijo Kiko Rivera para que acudiera como testigo a un juicio en el que la tonadillera demandó a las dos hermanas conocidas como Las Mellis. Una demanda que los juzgados admitieron a trámite y cuya fecha de juicio tendrá lugar el próximo 25 de febrero.

No se ha aceptado la petición de Isabel Pantoja para posponer el juicio

Pese a que la tonadillera realizó una petición para posponer la fecha en la que se celebrará el litigio, la solicitud ha sido denegada.

Y es que la propia cantante no quiere que el dj abandone el concurso, pues Kiko Rivera entró en Gran Hermano DÚO para saldar una cuantiosa deuda económica con Hacienda que, hasta el momento, no ha saldado pero que está en proceso, pues el joven ha sido embargado para cumplir con una deuda de 80.000 euros.