Publicidad
Publicidad

Karlos Arguiñano ha querido confesarse y ha declarado que en el momento en que tuvo la oportunidad de salir en Televisión, tenía una deuda económica de unos 30 millones de pesetas.

La mayor parte de la deuda era con un proveedor de pescado de su restaurante

Actualmente, el cocinero y productor de televisión tiene una fortuna valorada en tres millones de euros. El famoso cocinero admite que cuando le ofrecieron la oportunidad de tener su propio programa de televisión, sus compañeros no lo veían con buenos ojos. Incluso, le quitaron la estrella Michelín que tenía su restaurante por convertirse en un cocinero mediático.

En aquella época tenía un “pufo” de unos 30 millones de pesetas y tenía miedo a que le quitasen su restaurante al no poder hacer frente a las deudas.

Publicidad

Como declaró en el programa de Cristina Pardo, “Liarla Pardo”, eran los últimos años de la década de los ochenta y no sabía como levantar cabeza. Incluso, tuvo miedo por el futuro de su hija Amaia que era una niña pequeña en aquel momento.

Inicialmente, le ofrecieron tener su propio programa en el canal de televisión vasca y, gracias al éxito de audiencia, dio el salto a la televisión nacional. Hoy en día, el cocinero tiene unos tres millones de euros en ingresos.

En su momento fue duramente criticado por sus propios compañeros al aceptar salir en televisión

Como recuerda el propio Karlos Arguiñano, TVE le pagó 250 millones de las antiguas pesetas, gracias a lo que pudo hacer frente a la deuda, adquirir un hotel en la localidad de Zarautz donde ubicó su actual restaurante.

Publicidad

Actualmente, Karlos Arguiñano no se arrepiente de haber dado el paso de convertirse en el cocinero de la televisión a pesar de las críticas en su momento.

El cocinero se siente muy agradecido a la televisión, gracias a la cual pudo pagar todas sus deudas (la mayor parte era con un proveedor de pescado), tener su propio restaurante, su propio equipo de motos y disfrutar de una vida más cómoda. Además, se hizo tan famoso que sacó todo tipo de productos que le hicieron ser más rico y más popular en España.

Karlos Arguiñano lleva desde el 2010 trabajando para Antena 3; pero, ha pasado por todos los canales nacionales y, a sus 70 años de edad, es uno de los rostros más queridos por el público. Además ha aparecido en películas como en "Airbag" (1997) de Juanma Bajo Ulloa o en "Año Mariano" (2000) de Karra Elejalde, siempre demostrando su gran sentido del humor.

Publicidad