Un multimillonario de nacionalidad israelí ha decidido pagar la actuación de la diva del pop Madonna durante la gala de Eurovisión que tendrá lugar el próximo mes de mayo.

La cantante tiene un caché de un millón de euros

El empresario es Sylvan Adams, que posee doble nacionalidad, canadiense e israelí, que no tendría problemas a la hora de hacerse cargo del millón de dólares que sería el caché de la cantante.

La gala tendrá lugar el próximo mes de mayo en Tel Aviv, y según el medio digital Ynet, el contrato estaría a punto de firmarse en los próximos días. Según fuentes del susodicho medio, el empresario no tendría problema a la hora de financiar la actuación ante la petición del IPBC (siglas en inglés de “Corporación de Difusión Pública de Israel”)que será la encargada de emitir el evento musical, y la productora del mismo, Bluestone Group.

Ya hace unas semanas varios medios publicaban que los productores del evento estaba en conversaciones con la cantante para “cerrar” una actuación.

Madonna es, quizás, la seguidora de la Cábala más conocida del mundo. La Cábala, según la tradición judía, es el sistema de interpretación místico y alegórico del texto del Antiguo Testamento.

Adams no solo es uno de los judíos más influyentes del mundo, también, un conocido filántropo que, entre otras acciones, promovió que el Giro de Italia tuviera lugar en Israel el año pasado y creó una fundación de interés cultural para poder cambiar la imagen del Estado judío alrededor del mundo.

¡No te pierdas las últimas noticias!
Haz clic en el tema que más te interese y te mantendremos al corriente con aquellas noticias que no debes perderte.
Televisión Operación Triunfo

Madonna es una ferviente seguidora de la Cábala

Pero, más de 60 organizaciones LGTB+ (lesbianas, gais, bisexuales y transgénero), tanto de Palestina como de todo el mundo, han solicitado el boicot del festival de Eurovisión, uno de los festivales más seguidos por este colectivo en todo el mundo, ya que acusan a Israel de usar de manera cínica los derechos de los ciudadanos homosexuales para poder normalizar y distraer a la comunidad internacional sobre la ocupación y las medidas de colonialismo que están llevando en el territorio.

También, casi medio centenar de rostros conocidos han llamado a la BBC para que no emita la gala de Eurovisión. Entre ellos, tenemos a la diseñadora Vivienne Westwood, el director de cine Ken Loach o el cantante Peter Gabriel.

Los contrarios al festival recuerdan que su celebración "no va a paliar en nada el robo de su territorio que viven los palestinos, los fusilamientos o los golpes de fuerza de seguridad del ejército israelí".

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más