Dos de las ex-novias más televisivas de Kiko Rivera han ido a “Sábado Deluxe” para hablar del pasado que han compartido con Kiko Rivera, que coincidió con la adicción a las drogas que el hijo de Isabel Pantoja acaba de confesar en “Gran Hermano Dúo”. Para ellas fue un auténtico infierno por culpa de las adicciones y han aplaudido la valentía del joven a la hora de hablar de ello en Televisión.

Tamara recuerda que Kiko no tenía dinero en efectivo

Tamara confesó que estaba con él cuando ambos consumían ante la mirada atónita de Chelo, Jorge Javier y María Patiño.

Anuncios
Anuncios

Además, a lo largo de esos años se gastó todo lo que había ganado hablando de su relación en los distintos canales de televisión en sustancias. En total, habría calculado que gastó 150.000 euros. En aquella época, Kiko no tenía dinero en efectivo, solo recibía una pequeña paga de su madre, era Tamara quien trabajaba y a todos los sitios a los que iban eran invitados, aunque no quiso aclarar si también sucedía a la hora de consumir drogas. La joven reconoce que no tiene perdón ya que en aquella época se comportó muy mal con su madre y con su abuela.

Hoy en día, lleva ocho años sin consumir drogas y todo aquello es pasado para ella.

Techi, mientras tanto, ha confesado que, durante la etapa en la que fue novia de Kiko Rivera, encontró cocaína en una maleta del joven. En aquella época, ambos vivían en la casa “La pera” junto a Isabel Pantoja y Julián Muñoz. Techi habló con Isabel Pantoja sobre lo sucedido e hizo elegir a Kiko entre ella y determinadas amistades que le rodeaban. Anabel, la televisiva prima de Kiko, las felicitó por aprovechar la confesión de Kiko para hacer dinero a su costa en la televisión y les advirtió que no iba a permitir que le tiraran tierra encima, dando a entender que él no era el culpable de lo que les sucedió a ellas.

Anuncios

Tamara fue la primera novia de Kiko Rivera

Las declaraciones de Tamara fueron mucho más duras de lo que esperaban los colaboradores del programa: Tamara fue la primera novia oficial de Kiko Rivera. Llegó a la vida del hijo de Isabel Pantoja cuando trabajaba de camarera y como bailarina de discoteca. Natural, simpática... se dedicó a hablar de sus intimidades y de lo que había vivido con la familia Pantoja. Incluso, el mal momento que vivió con Kiko cuando ella tuvo un aborto.

La joven sigue manteniendo amistad con Kiko y siempre le ha defendido en público. Ella ha vivido con él la adicción a la cocaína, a la marihuana y al hachís.

Haz clic para leer más